La OMS relaciona por vez primera Chernóbil y leucemia

Estados Unidos cree que Rusia está dispuesta a dejar de verter residuos radiactivos al mar

El personal que extinguió el incendio de Chernóbil (Ucrania) en 1986 sufre el doble de casos de leucernia que el resto de la población, según informó ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la reunión que sobre las consecuencias de aquel desastre reúne a políticos y expertos de 60 países en Viena, organizada por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), la OMS y la Comisión Europea. Es la primera vez que un organismo internacional establece un vínculo directo entre la catástrofe y el aumento de casos de leucemia."Unos 200.000 bomberos, la mayoría de ellos militares, sobre 600.000 casos estudiados, recibieron entre 1186 y 1987 dosis de radiación hasta 100 veces superiores a la normal", explicó el director ejecutivo de la OMS, Wilfried, Kreisel.

En cuanto a los cánceres de tiroides, la OMS señala que "aparecieron en los niños mucho antes de lo que en principio pensábamos, desde el nacimiento a los tres años en las niñas y entre los tres y cuatro años en los chicos.

El ingeniero que hizo estallar la central, Borís Rogochkin, que fue condenado a cinco años de cárcel por esa responsabilidad, declaró ayer en Kíev: "No me siento culpable. Mi única culpa sería no haber muerto aquella noche. El personal sólo obedece órdenes y yo respeté el reglamento de la central. Se nos decía que no había mejor reactor que el que hizo expiosión. ¿Por qué no íbamos a creerlo?". Rogochkin se mostró opuesto al cierre, hoy, de Chernóbil: "Hay que explotar nuestros recursos hasta el fin, y la central puede durar aún 15 años. Se fabrican coches, aviones, y no porque se accidenten se deja de utilizarlos".

Sin embargo, el periódico austríaco Die Presse informó ayer de que el régimen soviético conocía las deficiencias de Chernóbil, a partir de documentos aportados al presidente Leonid Brejnev por dos sabios nucleares, Borís Dubowski y Vladímir Legásov, que indicaron que las normas de seguridad "no se corresponden con la extrema probabilidad de una avería grave".

Por otra parte, con motivo de la próxima Conferencia sobre Seguridad Nuclear, que se celebrará a partir del día 20 aprovechando el X aniversario de la catástrofe, se espera que Rusia se sume a la moratoria internacional sobre vertidos radiactivos en el mar, anunció ayer Kenneth J. Fairfax, directivo del Consejo ¿le, Seguridad Nacional de Estados Unidos. Aunque la moratoria fue firmada por los países más industrializados en 1972, Rusia -que no firmó- ha seguido arrojando residuos nucleares al mar.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS