Una vieja mina de potasa de Navarra almacenará residuos tóxicos

Las galerías de potasa que la empresa pública Potasas de Subiza (Posusa) tiene en Navarra se convertirán en un depósito de residuos industriales tóxicos y peligrosos, con una capacidad máxima de almacenamiento de 130.000 toneladas, a razón de 15.000 anuales, de las cuales 2.630 se generarán en Navarra y el resto procederá de otras regiones españolas.La idea de Posusa, cuyo capital social se divide al 50% entre el Gobierno navarro y el Estado, es la de convertir esta explotación minera, próxima a su agotamiento, en el embrión de una ecoindustria con alta tecnología.

Las galerías salinas posibilitarán el almacenamiento de residuos tóxicos y peligrosos durante 11 años. En el depósito no se incluirán gases ni residuos de carácter explosivo o inflamable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de marzo de 1996.

Lo más visto en...

Top 50