El cine español intenta ampliar su tímida presencia en el mercado de Estados Unidos

Álex de la Iglesia y Gutiérrez Aragón inician un ciclo organizado en Los Ángeles

ENVIADA ESPECIAL La vitalidad y el sentido de la experimentación. Dennis Bartok, director de programación de la American Cinematheque de Los Ángeles, tiene muy claro que son ésas las dos características más valoradas del cine español en Estados Unidos, un mercado que, aunque complicado de pellizcar, experimenta un interés creciente hacia nuestra cinematografía. La muestra del cine español más reciente, que comenzó ayer en Hollywood con la proyección de El rey del río, de Manuel Gutiérrez Aragón, y El día de la bestia, dirigida por Álex de la iglesia, colgó hace ya tres días el cartel de no hay billetes para seis de las películas programadas

En el despacho de Dennis Bartok, una habitación de la primera planta del hotel Hollywood Roosevelt, frente al mítico Chinese Theater, sede actual y provisional de la American Cinematheque de Los Ángeles, cuelga un cartel de la película Huevos de oro, del español Bigas Luna. En el suelo y las estanterías, algunas de las 40 copias de filmes españoles que ha visionado Bartok para seleccionar las 10 películas que ,componen la muestra Recent Spanish Cinema, que se inició ayer en el Directors Guild Theater. Profundo conocedor del cine de habla no inglesa, Bartok no duda al afirmar que "el cine español es el más interesante de Europa actualmente". "Es fantástico cuando un país produce tres o cuatro buenos filmes en un año, pero es que España está "produciendo ocho o nueve", dice un asombrado y entusiasmado Bartok. El miércoles, productores españoles compartieron mantel, sueños y problemas con una veintena de distribuidores americanos.Lo que empezó siendo un fin de semana de películas españolas en Hollywood hace dos años, se ha convertido ahora en una semana de muestra de lo más reciente de nuestra cinematografía, y se programan ya 15 días de cara al año próximo. El Recent Spanish Cinema, que coincide con la celebración del poderoso American Film Market -uno de los mercados cinematográficos más importantes a nivel mundial-, ha programado diez películas españolas de los años 1994-1995 y un homenaje retrospectivo al director Manuel Gutiérrez Aragón, del que se proyectarán seis filmes.

La selección compagina cintas de directores más o menos reconocidos o de corta carrera -El rey del río (Gutiérrez Aragón), flamenco (Carlos Saura), El día de la bestia (Álex de la Iglesia), Todos los hombres sois iguales (Manuel Gómez Pereira) y Cuernos de mujer (Enrique Urbizu)- con obras de nuevos realizadores -Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto (Agustín Díaz Yanes), Salto al vacío (Daniel Calparsoro), Justino, un asesino de la tercera edad (La Cuadrilla), Antártida (Manuel Huerga), y Los hijos del viento (Fernando Merinero)-.Directores y actriz

A la muestra, organizada por la American Cinematheque con la colaboración de la Sociedad General de Autores y Editores y el Ministerio de Cultura, asisten, además de Manuel Gutiérrez Aragón, Álex de la Iglesia y la, actriz María Barranco.

Dennis Bartok reconoce que es la semana de cine español la que cosecha mayores éxitos en la programación anual de la American Cinematheque. "Lo que más me gusta del cine español es su falta de respeto ante el buen comportamiento", dice. Para este americano de 31 años recién cumplidos, que trabajó durante mucho tiempo en la productora neoyorquina de Robert de Niro, Tribeca, lo más prometedor de la cinematografía española es la combinación de grandes directores -cita a Vicente Aranda, Saura, Gutiérrez Aragón y Bigas Luna- con una generación de jóvenes "absolutamente interesante" como Julio Medem, Álex de la Iglesia y otros.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Aunque Bartok crea que el cine español gozará de un éxito cada vez mayor en su país, paralelo al crecimiento de la comunidad hispana, lo cierto es que el mercado norteamericano es todavía durísimo de pelar. Algo que conoce bien Pedro Almodóvar, casi el único director español que penetra no sin dificultades en el mercado estadounidense. La flor de mi secreto, que se estrena en Estados Unidos la semana que viene y que promociona estos días en Nueva York y Los Ángeles el director manchego, y Two much, la aventura americana de Fernando Trueba rodada en Miami y que se estrena también en la segunda quincena de marzo, son, junto a Boca a boca, de Manuel Gómez Pereira, los tres filmes que de momento ya han sido adquiridos para su distribución en territorio americano.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS