Israel negocia la creación de un Estado palestino en el 2007

La revelación de que Israel y los palestinos han esbozado un acuerdo secreto que determina la creación de un Estado palestino hacia el año 2007 parecía ayer destinada a desatar la primera tormenta política de la incipiente campaña electoral israelí. Según el diario Haaretz, el borrador del acuerdo, denominado "documento de entendimiento" sobre el estatuto final de las negociaciones palestino-israelíes, fue elaborado a lo largo de un año y durante una veintena de contactos secretos en Inglaterra, Chipre, Holanda, Suecia y Jerusalén.La versión, firmada por el respetado periodista israelí Ze'ev Schiff, señala que el borrador, redactado por el ministro israelí Yossi Beilin y el negociador palestino Mahinud Abbas (Abu Mazen) fue finalizado el pasado 1 de noviembre, tres días antes del asesinato del entonces primer ministro Isaac Rabin. El documento fue presentado luego a su sucesor, el primer ministro Simón Peres, y al presidente palestíno Yasir Arafat.

Según Schiff, el documento contiene una serie de principios, incluida la aceptación israelí al establecimiento de un Estado palestino independiente: "Entre la franja de Gaza y Cisjordania habrá un corredor extraterritorial que conectará las dos partes de Palestina; no habrá un desmantelamiento de los asentamientos judios y la mayor parte de los colonos permanecerán en territorios que serán transferidos a la soberanía de Israel; los lugares sagrados del Islam en Jerusalén serán incluidos en una zona que será declarada extraterritorial". El Estado palestino no tendría ejército.

Beilin, un estrecho colaborador de Peres, confirmó que había sostenido reuniones con Abu Mazen, pero se apresuró a aclarar que no estampó su firma. "Ciertamente, el espíritu de algunos ternas contenidos en el artículo de Schiffl es correcto", declaró Beilin a la radio israelí.

Varios analistas políticos pronosticaban que los derechistas del Likud, ansiosos por poner fin al dominio de los laboristas en las elecciones del próximo 29 de mayo, van a capitalizar la versión del Haaretz para acusar a Peres de actuar a espaldas de la opinión pública.

Peres, según el diario, tiene reservas en torno al plan. Al parecer, el primer ministro se opone a la transferencia del control del valle del Jordán a los palestinos en el plazo de 12 años, como sugieren los negociadores, y es reacio a una solución que no contemple un vínculo geopolítico concreto entre los palestinos y Jordania. En tomo al explosivo tema de Jerusalén, por supuesto, Peres sigue insistiendo en que la ciudad santa jamás será compartida y que permanecerá como capital "eterna e indivisible" de Israel.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP), mientras, sigue tratando de desactivar a los radicales de, Hamás, letalmente activos contra Israel. Ayer trascendió que miembros del brazo armado de Hamás se han manifestado dispuestos a renunciar a sus ataques si la OLP les ofrece protección contra futuras represalias israelíes. Hamás teme operaciones como la que le costó la vida al Ingeniero, muerto al estallarle su teléfono móvil.

[Por otra parte, el Ejército israelí anunció ayer el levantamiento del cierre de las fronteras con los territorios de Gaza y Cisjordania, cerrados el día 13 por temor a atentados, informa Reuter.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de febrero de 1996.

Lo más visto en...

Top 50