Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

La apoteosis del tío Juan

Ultima jornada en Granada a la mayor gloria de Juan Habichuela. El Palacio de Deportes tuvo que ampliar el sábado su aforo para. recibir a cerca de 10.000 personas (el día antes se habían reunido unas 5.000). Juan Habichuela estaba ya casi vencido- por tantas emociones, pero aún sacó fuerzas para hacer un toque junto a su hermano Pepe.Otra vez más de cuatro horas de concierto, en que los flamencos pusieron mucho corazón y mucho arte. Momento culminante fue el de Enrique Morente, con ecos procesionales y una compleja secuencia de cantes. Antes, por siguiriyas y con la guitarra de Tomatito, el cantaor ya había dejado constancia de su magisterio incuestionable. Excelente el canto por levante de Miguel Poveda. Diego Carrasco puso su peculiar nota festiva, y Eva La Yerbabuena hizo un gran baile por alegrías. Otro gran momento fue -el de la actuación de Ketama, el grupo que lideran Juan, Antonio y José Miguel Carmona, los Habichuela de la siguiente generación. Hicieron vibrar a la concurrencia, mayoritariamente joven, y a uno de sus temas añadió Raimundo Amador la magia de su guitarra.

Y por fin la familia Habichuela al completo. Unos 30 o 40 Habichuelas juntos en el, tablado, cantando ' tocando y bailando. Quedan Habichuelas para rato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de febrero de 1996