Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACIÓN: CALIDAD DE LA ENSEÑANZA

El Gobierno destinará hasta 225 millones para evaluar las universidades

El ministro de Educación, Jerónimo Saavedra, dijo ayer que el Gobierno destinará en 1996, entre 150 y 225 millones de pesetas, para financiar el 75% del Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades, aprobado por el pleno del Consejo de Universidades en Zaragoza. La próxima semana se presentará en Las Palmas de Gran Canaria el primer plan piloto de evaluación de centros europeos, entre ellos, cuatro españoles.

Saavedra indicó que la financiación del Plan de Evaluación será compartida con las comunidades autónomas y que con este proyecto se pretende "disminuir las tasas de fracaso estudiantil en la ensenanza universitaria al mis mo tiempo que se mejora la inserción de los titulados en el sistema de trabajo". Señaló, también, que los datos que se obtengan de estos análisis de la calidad de la docencia y del funcionamiento de los centros universitarios españoles "sólo tendrán un valor si se hacen públicos", aunque negó que desde la Administración se pretenda establecer un ranking entre universidades."Lo que no podremos evitar es que la propia sociedad, los medios de comunicación establezcan ese listado. Además", añadió Saavedra, "los centros no estarán mal en todo o bien en todo; los resultados dependerán de cada área analizada. Todo ello favorecerá la movilidad estudiantil y permitirá mejorar los criterios de acceso a las facultades.

Los módulos económicos de financiación previstos en el plan (aprobado por unanimidad por el pleno reunido en Zaragoza) oscilan entre los cuatro millones de pesetas para otras tantas titulaciones y la mitad para el caso de una sola. Además se establece un capítulo de "acciones especiales", dotado con un millón de pesetas. A estas ayudas para los proyectos evaluadores podrán acogerse todos los centros españoles de enseñanza superior, tanto privados como públicos y de forma voluntaria. El periodo de análisis durará un año, fragmentado en cinco meses para la autoevaluación, tres más para el análisis externo y sendos tramos de dos meses para la redacción y aprobación del informe y para su difusión.

Análisis de diplomaturas

Jerónimo Saavedra indicó, asimismo, que se halla en fase de elaboración un estudio relacionado con 16 títulos de diplomatura para conocer el alcance de las reformas efectuadas en los planes de estudio y si éstas han permitido una mejor integración de los graduados en el mundo laboral.

A lo largo de la sesión de trabajo celebrada ayer por el Consejo de Universidades se abordó, asimismo, un informe sobre el reconocimiento de diplomas con fines académicos y profesionales, con una clasificación de la relación entre titulaciones y profesiones. Sobre este punto, el ministro informó que la posición española en el conjunto de la Unión Europea es la de la creación de un espacio académico y otro profesional únicos donde se reconoce que es la universidad el único organismo capacitado para la concesión de un título académico habilitador para el ejercicio profesional.

Saavedra hizo esta afirmación al hilo de la polémica surgida en relación con la licenciatura de Derecho y la práctica de la abogacía, recordando que, sólo será la Universidad la que forme a los alumnos en las prácticas una vez terminadas la diplomatura o la licenciatura.

El ministro aseguró también que entre lo que resta de diciembre y el mes de enero quedará culminado el proceso de transferencia de las competencias sobre universidades a las respectivas comunidades autónomas. Las últimas son precisamente las correspondientes a Aragón y La Rioja.

Por otra parte, el pleno del Consejo encomendó a un grupo de trabajo la elaboración de un informe sobre la situación actual del tercer ciclo (básicamente, los estudios de doctorado), y la conveniencia o no de abordar su reforma en un futuro.

De igual modo, los rectores de las universidades aceptaron la propuesta del secretario general del Consejo, Francisco Michavila, de recabar los datos que permitirán evaluar los resultados de la aplicación de los nuevos planes de estudios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de diciembre de 1995