Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS NUEVOS RETOS DE LA COOPERACIÓN

El 45% de los pobres que van a Cáritas tiene menos de 40 años

Casi el 45% de las 3.218 personas que acudieron por primera vez a Cáritas de Barcelona para pedir ayuda entre enero y noviembre de este año tenían entre 20 y 40 años. Entre estos nuevos pobres figuran numerosos jóvenes que no han tenido siquiera acceso al mercado laboral y que en cambio, ya tienen hijos. Los servicios sociales de Cáritas han observado que en algunos casos, los jóvenes se emparejan y tienen hijos como una forma indirecta de conseguir la entrada en el mundo de los adultos que se les niega desde el ámbito laboral o social.Que la pobreza tenga cada vez un rostro más joven es la principal secuela del paro juvenil y la precariedad laboral introducida por las últimas reformas, según los responsables de Cáritas.

Se trata de un fenómeno en aumento que puede dejar graves secuelas sociales, porque los jóvenes tratan de vivir la vida a pesar de no tener trabajo, y en muchos casos forman una familia sin tener asegurado que podrán dar de comer a los hijos. "Se trata de un tipo de pobres con más necesidades que los mayores, porque tienen responsabilidades y necesitan más recursos para vivir", indica Josep Maria Feliu, secretario general de Cáritas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de diciembre de 1995