Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meave Leakey descubre una nueva especie de homínidos de hace 4,1 millones de años

La paleontóloga continúa la saga de los buscadores de fósiles más fámosos de África

En septiembre pasado, Meave Leakey, nuera de los fundadores de la dinastía más famosa de paleontólogos y esposa de Richard Leakey, anunció el descubrimiento de unos fósiles de hace 4,1 millones de años, de una especie desconocida de homínidos, caracterizados porque andaban de pie. El hallazgo procedía de Kanapoi (Kenya), a pocos kilómetros del largo Turkana, escenario de hallazgos anteriores. Con, estos antiquísimos huesos, que Meave llama de Australophitecus anamensis, ella continúa la saga de los antecesores del hombre y de la familia Leakey, la que más ha contribuido a su conocimiento.

Nadie pone en duda la aptitud de Meave Leakey para continuar la saga. Si acaso, sus largos años de experiencia de campo y laboratorio y sus títulos académicos le hacen estar mejor preparada que otros miembros de la familia pura llevar adelante la tradición Leakey.A los 53 años, Meave Leakey, que nació en Londres, está bronceada por los años bajo el sol africano. Sus manos son las de una trabajadora manual, preparados sus largos y fuertes dedos para quitar el polvo de otra mandíbula o ensamblar las piezas rotas de un cráneo. Recientemente, tras una conferencia en la Universidad Rutgers (EE UU), Meave habló de su estrategia para ir mas atrás en el tiempo que cualquier otro Leakey. Quiere explorar la naturaleza de los homínidos hace más de cuatro millones de años, cuando empezaron a andar sobre sus patas traseras poco después de haberse separado del linaje de los simios.

"Tenía la posibilidad de concentrarme en segmentos de la historia en los que ya se está trabajando o ir hacia atrás", dijo Leakey. "Encontramos fósiles interesantes en los sedimentos anteriores. Era mucho, más emocionante. Ahora tenemos la posibilidad de encontrar los homínidos más antiguos o los antecesores de simios y homínidos". A principios de este año, el estadounidense Tim White presentó el descubrimiento de fósiles de homínidos de hace 4,4 millones de años, hallados en Etiopía, que ha denomina do Ardipithecus ramidus.

Transición dinástica

La transición dinástica es un gran paso para Meave Leakey y posiblemente para la palepantropología. Se convierte en uno de los científicos más en una disciplina que ha sido de dominio masculino; cuando empezaba en los años sesenta, a las mujeres seles negaba normalmente el derecho a ir en las expediciones. La gente que ha trabajado con ella la describe como una persona modesta y una científica cautelosa que prefiere no echar las campanas al vuelo, algo raro en un campo altamente competitivo.El fundador de la dinastía, Louis S. B,. Leakey, era impulsivo como científico, pero, hizo descubrimientos que establecieron el este de África como lugar ancestral de los ascendientes humanos. Un hombre sin formación académica; hijo de misioneros británicos en Kenya, empezó a estudiar fósiles en los años veinte. A su muerte, en 1972, su viuda Mary, arqueóloga de profesión, continuó el trabajo con gran exito, especialmente en los yacimientos de Olduvai y Laetoli. Ahora tiene 82 años y está retirada.

Cuando Mary empezó a trabajar menos entró en escena su hijo Richard. Al principio no legustaba el trabajo y una enfermedad de riñón parecía empujarle a ir muy deprisa para eclipsar a su padre. Pero un trasplante de riñón le hizo tomarse la vida con más calma y empezó a tener una buena reputación, culminada con el descubrimiento de varios ejemplares remotos de Homo alrededor del lago Turkana en el norte de Kenia.

Meave Leakey, zoólogo, entró en la familia a través de un anuncio de prensa para cuidar monos en un centro de investigacion de primates que llevaba Louis. Luego trabajó con Richard en la disección de los animales se enamoraron y empezaron a trabajar juntos en paleontología en 1969, antes de casarse Richard se había separado de su primera mujer, al igual que lo había hecho Louis para casarse con Mary.

Cuando Richard, en 1989, se dedicó, sobre todo a la conservación de la naturaleza a través de los parques nacionales de Kenya, empezó Meave a destacar en paleontología. Hace dos años, Richard perdió las dos piernas a consecuencia de un accidente de avioneta. "Es tu espectáculo ahora", recuerda Meave que le dijo Richard entonces. Su hija Louise, de 23 años, licenciada en geología y biología, ya ha empezado a trabajar con su madre y puede ser la continuadora de la saga.

Como otros paleoantropólogos, ahora Meave tiene, un enfoque más riguraso en la investigación de los orígenes humanos de lo que era habitual hace años. Ella, igual que Richard, trabaja junto a científicos de otras ramas para datar, situar y analizar los fósiles.

Copyright The New York Times

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de noviembre de 1995