Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Editorial:

Incombustible Pujol

CONVERGÈNCIA I Unió mantendrá su actual mayoría absoluta, los socialistas se hundirán a 22 puntos de Pujol y el PP casi duplicará escaños y votos, según el sondeo de Demoscopia sobre las elecciones catalanas que publica hoy EL PAÍS. Todas las tendencias detectadas en los meses previos se confirman, excepto una, probablemente la más importante. Los socialistas sufren un duro castigo y los populares realizan un fuerte progreso, pero la coalición nacionalista ni participa del desgaste, que cosechan exclusivamente sus antiguos socios socialistas, ni ve invadido su territorio político central por las fuerzas que presionan desde los márgenes. Los sondeos dibujan una vez más a un Jordi Pujol invencible que consigue, contra muchos pronósticos y deseos, mantenerse a flote en las peores circunstancias y situarse ante el horizonte de casi 20 años de gobierno.Es cierto que los partidos que tienen como obligación erosionar su mayoría absoluta y limitar su hegemonía social. contribuyen con creces al éxito del veterano líder catalán. Los socialistas, con su tardanza en la designación de su candidato Joaquim Nadal, las peleas entre sus dirigentes y la desorientación política .de todo el partido, y los populares, con sus mensajes contradictorios -ora catalanistas, ora antinacionalistas- y la indefinición de su liderazgo en Cataluña. No es extraño por tanto que los primeros se hundan y los segundos no suban lo que debieran.

Las otras dos fuerzas parlamentarias experimentan evoluciones menos marcadas, aunque siempre a favor de Pujol y en contra de Nadal. La tendencia al alza de Iniciativa per Catalunya-Els Verds responde al pinchazo de sus vecinos socialistas. Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), eterna. adolescente y aspirante a suceder a Convergència en la vertebración del nacionalismo, se muestra cansada en su larga marcha y se queda donde estaba, sin captar el voto descontento de CiU.

Algunas leyes del comportamiento electoral catalán quedan así en entredicho gracias a los sondeos, a la espera de que las urnas arrojen sobre ellas la sentencia definitiva el próximo domingo. Hasta ahora se creía que había una abstención específica que actuaba en todas las autonómicas a favor de Pujol y que perjudicaba a socialistas y populares, al restar cierto voto de inmigración reciente. De confirmarse el sondeo de Demoscopia, el aumento de la participación en ocho puntos no favorecería a los socialistas ni impediría la mayoría absoluta de Pujol. Muchos catalanes abandonarían así la táctica de votar CiU en las autonómicas y PSC en las demás. Si no cambia la tendencia, los resultados socialistas en Cataluña serán los peores de su historia electoral y situarán al -PSC en un nivel que lo aleja del liderazgo para cualquier tipo de elección.

En el sondeo no actúa el aspecto más negativo que podía. tener para Pujol el carácter de primarias que están adoptando estás elecciones. Tampoco será válida la teoría de los techos electorales del dirigente nacionalista, formulada por los analistas políticos ya después de su primera victoria. Pujol aparece como un político sin apenas desgaste ni techo, con 15 años de gobierno a la espalda e imperturbable incluso después de haber bebido con González casi hasta las heces el cáliz de corrupción y degradación de la vida política que ha sufrido España en los dos últimos años.

Es sin duda un fenómeno político el éxito de Pujol. Aunque exista un matiz inquietante, que formuló a la perfección su ex socio González en la expresión "morir de éxito". Y la muerte por éxito, como está demostrándose, es quizás más dura y difícil de llevar que los retrocesos e incluso que las dignas derrotas en las urnas. Habrá que ver, en consecuencia, en caso de que se confirmen estas radiante s perspectivas para Pujol, si sabrá administrar con generosidad y amplitud de miras su quinta victoria y cuarta mayoría de Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de noviembre de 1995