Detenido un presunto asesino del líder conservador colombiano

Mientras el fiscal, Alfonso Valdivieso, aseveraba que el crimen del líder de la derecha colombiana, Álvaro Gómez Hurtado, ocurrido el jueves, "no quedará impune", los organismos de seguridad informaban de la captura de uno de los dos presuntos autores materiales.Según un comunicado del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS-Inteligencia), la tarde del domingo fue detenido, en el suroeste de Bogotá un hombre con rasgos similares a los de uno de los dos retratos-robot que, en busca de delatores de los asesinos, se han, difundido en todo el país.

"Para no entorpecer la investigación", el DAS se abstuvo de identificar al sospechoso cuyos datos sólo revelará cuando haya alguna evidencia o indicio que vincule a la persona detenida", afirma el comunicado oficial.

Ayer fue interrogado también Raúl Valencia Charria, de 20 años, quien al día siguiente del crimen se entregó a una fiscal de la población de Aguachica, en el norteño departamento del Sestar. Al entregarse, Valencia Charria -que podría ser un desquiciado con delirios de magnicida o una pista falsa puesta por los autores intelectuales-, dijo que fue obligado a participar en el asesinato aunque insistió en que no disparó contra el dirigente conservador.

La investigación está a cargo de una comisión especial integrada por miembros del Departamento de Investigaciones Judiciales de la policía, del Cuerpo Técnico de la Fiscalía y del DAS, coordinada por tres fiscales sin rostro.

El asesinato de Álvaro Gómez Hurtado ha agravado la situación de inestabilidad que ha marcado los 14 meses que lleva el Gobierno del liberal Ernesto Samper, cuestionado por la presunta financiación por parte del cartel de Cali de su campaña. Al mismo tiempo, alerta sobre una posible nueva escalada terrorista como la que entre 1989 y 1990 segó la vida de los candidatos presidenciales Luis Carlos Galán, del Partido Liberal; Bernardo Jaramillo, de la izquierdista Unión Patriótica; y Carlos Pizarro, del legalizado Movimiento 19 de Abril, que en su momento fueron achacados por el DAS al cartel de Medellín, "desarticulado" ya según las autoridades colombianas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de noviembre de 1995.