Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Talante resquebrajado

Parece ser que el talante positivo con que comenzaron los nuevos inquilinos de la sede de la Comunidad de Madrid empieza a resquebrajarse, precisamente por áreas en las que he de admitir que no podía imaginar que se atreviesen.Una de las medidas que quieren tomar es trasladar el único servicio de atención infantil de la Comunidad que existe en la zona centro de Madrid a la periferia (concretamente, al barrio de la Ventilla). Este servicio de apoyo a los niños con deficiencias psíquicas -como a mi hija de seis meses con síndrome de Down- a sus familias.

El argumento esgrimido es el alto coste del alquiler, y la alternativa es una escuela que no tiene la dotación adecuada.

Es evidente que el ahorro que supuestamente tendrá la Comunidad se va a realizar a costa del tiempo, el dinero y la incomodidad de las familias que tienen hijos con deficiencias psíquicas y que viven en el centro de Madrid. ¿Es que los ciudadanos que no vivimos en la periferia pagamos menos impuestos? ¿Es que los niños deficientes psíquicos no tienen bastantes problemas en nuestra sociedad como para, encima, hacerles más difícil su desarrollo e integración? ¿Por qué los niños disminuidos psíquicos de la zona central de Madrid tienen que sufrir que el alquiler sea alto? ¿Es que no hay otras partidas donde se pueda ahorrar sin tener que mostrar la cara más inhumana de nuestros gestores públicos?Si esto es lo que nos espera cuando el Partido Popular llegue al Gobierno de la nacion, apañados vamos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de octubre de 1995