El futuro de Planeta se presenta con grandes incógnitas tras la muerte de Fernando Lara

El entorno del grupo apuesta por José Manuel Lara Bosch como único gestor

La muerte en accidente, el pasado viernes, de Fernando Lara Bosch, consejero delegado del grupo Planeta y uno de sus impulsores., ha provocado entre trabajadores y directivos confusión y perplejidad ante el futuro de la empresa que se encuentra inmersa en un amplio proceso de expansión. Todo está en manos de José Manuel Lara Hernández, el fundador de Planeta. Lara había previsto ya el futuro del grupo. De hecho, sus cuatro hijos presentaban el 100% de las acciones de Plata: José Manuel y Fernando, un 26% cada uno, y las dos hijas, Inés y Maribel, el 24%, respectivarnente.

Más información

Del mismo modo que cuando Lara delegó la gestión en sus hijos, se reservó el derecho de veto en cualquier decisión en el grupo, en este acuerdo estableció una cláusula de retracto por la que puede modificar la distribución de la propiedad.Lo que jamás imaginó el viejo patriarca es que uno de sus herederos muriera antes que él. ¿Qué pasará ahora con el 26% de Fernando Lara? ¿Quién le sucederá? Lara Hernández tiene la última palabra. A sus 81 años, destrozado por la muerte de su hijo, enfermo, debe tomar una de sus decisiones más difíciles. Contará, como siempre, con el consejo de su esposa, María Teresa Bosch, que desde siempre ha colaborado, con él en la sombra.

El entorno de Planeta apuesta por que José Manuel Vara Bosch sea nombrado consejero. delegado único y por que, sea cuál sea la redistribución del patrimonio que decida Lara, la gestión quede en sus manos. Los Lara han convertido una empresa de viejas estructuras familiares en un grupo profesionalizado, aunque en la cúpula se mantenga el esquema familiar. La muerte de Fernando Lara se ha producido en un momento brillante, con el grupo plenamente consolidado y en continua expansión (hace menos de dos meses adquirió el 40% de Tusquets), pero también delicado. Fernando, por ejemplo, inició a principios de 1994 una profunda reestructuración de editorial Planeta, el buque insignia del grupo, con la incorporación de Ymelda Navajo como directora general de ediciones.La creación de un imperio .

¿Sabía Lara cuando, en 1944, compró por 200.000 pesetas la editorial Tartesos que acabaría siendo el primer grupo editorial de España? Cinco años después ya era editorial Planeta y en 1952 creó el famoso Premio Planeta, ahora dotado con 50 millones, que le dio desde el principio una enorme popularidad.

Con editorial Planeta a pleno funcionamiento e instalada también en Latinoamérica, se inició la expansión. Lara compró el 70% de Seix Barral y Ariel (ahora. posee el 82% y el 97%, respectivamente). Desde entonces el crecimiento ha sido imparable. La incorporación de los hijos fue decisiva. En 1987, crearon Temas de Hoy; en abril de 1989, adquirieron el 99,27% de Ediciones Deusto; en septiembre de, ese mismo año, el 50% de Destino; en 1991, el 50,01% de Espasa Calpe, participada con Presse dé la Cité; en 1992, el 89% de Martínez Roca; en 1993, la norteamericana Collier's por 6.000 millones de pesetas; en septiembre de 1994, establecieron, con sede en Miami, Planeta Publishing; poco después, llegaron a un acuerdo con la poderosa editorial norteamericana Random House, para que comercializara en Estados Unidos sus libros.

La crisis de México, donde Planeta factura unos 8.000 millones de pesetas anuales, y la devaluación del peso le supuso al grupo una pérdida de unos 1.000 millones de pesetas, lo que le restó beneficios en el último ejercicio, que aún así fueron notables: facturó por valor de 133.000 millones de pesetas y obtuvo un beneficio neto consolidado de 9.400 millones.

Todo hacía suponer que Planeta reduciría su marcha para asimilar esta pérdida, pero no: en julio pasado se anunció la compra de. un 40% de Tusquets Editores (en dos años se llegará a un 50%). Fernando Lara negoció la adquisición y cumplió así uno de los sueños de su padre, que ya anos antes intentó comprar Anagrama.Dos grandes divisiones

Los Lara formaron un trío imparable. Luego, cuando el patriarca empezó a delegar, los hermanos constituyeron un tandem formidable. Han creado, comprado y participado en numerosas empresas.

El grupo Planeta controla en estos momentos unas 60 empresas y está articulada en dos grandes divisiones: Planeta Holding y Planeta, Corporación. Al frente de Planeta Holding está José Manuel Lara Bosch, de 49 años, que gestiona Planeta De Agostini, Deusto, RBA (50%), Difusora Internacional (50%) y, entre otras muchas entidades, Planeta Internacional, que agrupa a Planeta Argentina, Espasa Calpe Argentina, Planeta Colombiana, Ediciones Espasa de Colombia, Planeta Mexicana Espasa Calpe Mexicana, Planeta Chilena, Planeta Publishing, la portuguesa Ediçoes Temas de Actualidade, etcétera.

Planeta DeAgostini ha tenido la iniciativa de crear con IBM la filial Temáticos Multimedia, que la pasada primavera lanzó una oferta en soporte CD-ROM, y RBA ha llevado el libro a los quioscos con increíbles tiradas de más de medio millón de ejemplares.

El grupo, con Lunwerg y Philips, ha entrado también en el campo del CD-I con una historia del arte español.

Fernando Lara, de 38 años, dirigía Planeta Corporación. Sólo dos empresas de esta división, Editorial Planeta y Planeta Crédito, suman el 65% del volumen de negocios del grupo. Pero. también están ahí Temas de Hoy, de la que Fernando era presidente, Seix Barral, Ariel, Destino, Larousse Planeta, Espasa Calpe, Martínez Roca, Tusquets... Discreto, dinámico, eficaz, con una gran capacidad de gestión, Fernando ha sido una pieza fundamental en la expansión de Planeta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de agosto de 1995.