Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atienza considera satisfactorio el acuerdo de la ONU sobre pesca

El acuerdo sobre pesca adoptado el pasado viernes por la ONU garantiza que ningún país viole el derecho internacional "por supuestos motivos de conservación", según dijo ayer el ministro de Agricultura y Pesca español, Luis Atienza. La conferencia de las Naciones Unidas sobre Pesca Responsable y Transzonal, que se ha celebrado en Estados Unidos, adoptó una serie de medidas que colocarán en el mismo nivel de exigencia a los pabellones de conveniencia y a los países que pescan de forma responsable.El acuerdo refuerza la cooperación para una pesca sostenible mediante criterios compatibles de conservación y gestión tanto en zonas económicas exclusivas como en alta mar y permitirá aplicar el principio de precaución sobre una base científica. El acuerdo excluye las acciones unilaterales como medio legítimo para obtener objetivos de conservación.

Además, se excluye el acoso a buques o países concretos, se limita el uso de la fuerza a la defensa de los inspectores y de su labor y se fija que sea el Estado inspector el que deba responder de los daños causados por acciones ilícitas.

Reserva del Cantábrico

Pescadores españoles y franceses, que utilizan artes tradicionales y que se agrupan en la asociación Itsas Geroa (Futuro del Mar), pedirán a la Unión Europea la creación de una reserva en el sur del Golfo de Vizcaya en la que se prohíba la pesca con redes de volanta o de arrastre pelágico, según anunciaron ayer los integrantes de esta asociación.Sus componentes leyeron ayer un comunicado en la isla de los Faisanes, que marca la frontera franco-española, que denuncia "la pesca despilfarradora y destructiva", como el arrastre pelágico y las volantas. La asociación informó que intervendrá ante las autoridades de la Unión Europea, al igual que puede hacer una organización no gubernamental "para que se reconozca la especificidad de la pesca vasca".

En este sentido, la asociación destacó ayer que el stock de ciertos tipos de pescado como la merluza, la lubina, el lenguado y otras especies han disminuido notablemente, en tanto que el de besugo prácticamente ha desaparecido en los últimos cinco años. Mientras, la anchoa y el atún permanecen igual "porque se ha mantenido un sistema de pesca selectivo", según explicó el presidente de la cofradía de Hondarribia, Esteban Olaizaola.

Esta iniciativa de los pescadores españoles y franceses ha sido apoyada por Greenpeace. Un representante de esta organización, acudió al acto y declaró que es fundamental la creación de este tipo de asociaciones, que comienzan con pescadores y luego se van extendiendo a otros colectivos, para conservar los recursos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de agosto de 1995