Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espera en Valencia para un plan de choque

En la Comunidad Valenciana, el cambio de titular de Sanidad -nombrado el pasado martes por el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana- ha paralizado la toma de decisiones de cara a paliar los retrasos en las listas de espera de los hospitales. Los miembros del equipo saliente del Servei Valencià de Salut, que esperan en estos momentos el nombramiento de sus sustitutos, no ordenaron finalmente la suspensión de las vacaciones de verano para los huelgistas.

En La Fe de Valencia, los quirófanos de urgencias estarán en obras durante el verano, por lo que dos ordinarios se destinarán a urgencias hasta octubre. "Nosotros no podemos contratar personal sin contar con los presupuestos de la Consejería", señaló el todavía gerente de La Fe, Enrique Trull.

En Andalucía, los 44 días de los 7.300 médicos de hospital han dejado 190.000 consultas externas y más de 13.000 operaciones postergadas. Desde que finalizó el conflicto el pasado 27 de junio, los médicos y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) sólo se han sentado una vez para estudiar la reestructuración de las vacaciones y poner en marcha un plan de choque con la intención de aliviar las ya de por sí abultadas listas de espera. Hasta ahora sólo ha trascendido por ambas partes que no todos los facultativos podrán aspirar a las vacaciones, según las necesidades de cada hospital, ni que tampoco se cerrarán tantas camas hospitalarias como ha venido haciendo el SAS otros años por estas fechas. El SAS tenía inscritas al comienzo de la huelga a casi 45.000 personas en lista de espera quirúrgica, 5.000 de ellas más de seis meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de julio de 1995