Agricultura ordena regresar a los barcos de Barents para evitar conflictos con Noruega

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha ordenado a los seis barcos congeladores españoles que se hallaban realizando una campaña experimental de cinco meses en el Mar de Barents, el regreso inmediato a puerto al no haberse obtenido los resultados previstos en aquellas aguas. Contra la presencia de esos barcos en la zona se habían manifestado las parejas de bacaladeros españoles, mientras por parte de las autoridades noruegas también se habían planteado quejas contra las pesquerías realizadas por estos barcos.

La Administración compensará a esos barcos con 80 millones de pesetas. Por su parte, los pescadores andaluces mantienen posiciones divididas en relación con el bloqueo de los puertos para el comercio con Marruecos. Los pescadores de. Huelva, Algeciras y Cádiz han decidido levantar el bloqueo a la espera de los resultados de la sexta ronda de negociaciones. Sin embargo, los pescadores de Almena y Málaga han optado por seguir con las medidas de bloqueo ante los escasos resultados de la reunión mantenida en Bruselas entre los representantes comunitarios y el ministro marroquí de Asuntos Exteriores.La decisión de la Administración española de ordenar el regreso de los barcos de Barents se ha producido para evitar que en un futuro haya problemas con las autoridades noruegas. Los armadores del puerto de Vigo, propietarios de los barcos, habían denunciado en las últimas semanas campañas de los bacaladeros contra la presencia de sus congeladores en la zona.

Los seis barcos pertenecen a la casi veintena de unidades que han faenado durante los últimos dos años en el caladero NAFO y que perdieron la posibilidad de seguir en aquellas aguas tras el acuerdo entre la Unión Europea y Canadá. La Administración y los armadores se pusieron de acuerdo para iniciar una campaña, experimental para la pesquería de platija en aguas del mar de Barents donde, según algunos informes, había unas existencias no inferiores a las 200.000 toneladas. En la regulación de la adtividad de estos barcos, España dispuso por una orden ministerial la prohibición de pescar más del 1% de bacalao.Según fuentes cercanas a la Administración, los resultados de la campaña experimental han sido negativos. No se han descubierto las 200.000 toneladas de platija y los barcos, según parece, han pescado otras especies, fundamentalmente fletán.Nuevas vías en AsiaA la vista de estos resultados, la Administración ha decidido su regreso a puerto para su ubicación en otros caladeros. Parte de los barcos afectados por el acuerdo de NAFO ya se hallan en aguas africanas. Agricultura pretende que se abran también nuevas vías en Asia y Oceanía, opciones que desde los armadores se ven con cierto escepticismo.El sector pesquero y agrario mientras tanto recibirá ayudas procedentes de la Unión Europea que ascienden a 250.000 millones de pesetas, correspondientes al quinquenio 1994-1999. Así lo anunció ayer el consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Paulino Plata. Andalucía se convertirá, según dijo, en la primera comunidad autónoma europea en recibir el 50% de las ayudas a superficie correspondientes a este año, 37.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 1995.

Lo más visto en...

Top 50