Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de médicos ha obligado a aplazar ya un millón de consultas

Los sindicalistas proponen la mediación de Abril Martorell

Un total de 25.000 operaciones y un millón de consultas suspendidas en lo que va de huelga. El cómputo lo ofreció ayer la ministra de Sanidad, Ángeles Amador, en el Congreso de los Diputados, tras 44 días de huelga de especialistas en el Insalud. En Valencia, los líderes de la protesta exigen que no se les descuente dinero de sus nóminas. En Madrid, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha propuesto la mediación del ex vicepresidente de UCD Fernando Abril Martorell para solucionar el conflicto.

La propuesta de mediación fue hecha en un documento en el que la CESM ofrece "la desconvocatoria de la huelga si Sanidad firma un compromiso de mejora salarial y de la gestión del sistema sanitario". Un escueto comunicado de las autoridades sanitarias confirmó la entrega "a última hora de la noche de un documento que se va a estudiar detenidamente". La CESM no daba cifras de la posible cuantía de esa mejora salarial.Los médicos notarán por vez pirimera, en la nómina de junio, los descuentos por la huelga. Quien sufra más recortes no sobrepasará los 17 días de descuento, ya que no se descuentan los fines de semana. El número de días a descontar varía, en el caso de los facultativos que han seguido el paro todos los días, en función de las guardias y de los servicios mínimos que han tenido que hacer. Paradójicamente, en aquellos servicios donde la huelga ha tenido mayor incidencia es donde finalmente se descuenta menos a los médicos, puesto que es donde más servicios mínimos han sido necesarios.

Un ejemplo: un médico adjunto del servicio de Radiología del Hospital Doce de Octubre -uno de los servicios con mayor incidencia del paro-, con un sueldo de 260.000 pesetas mensuales netas (exclusividad incluida), que ha seguido la huelga todos los días (17 jornadas), tendrá un descuento de 12 días. Los otros cinco corresponden a tres días de mínimos y dos de guardia, que se cobran. Un compañero suyo de Cardiología, donde la huelga ha sido menor, también adjunto y con el mismo sueldo, verá descontados enteros los 17 días de paro, ya que no ha tenido que hacer mínimos y renunció también a las guardias "por coherencia con el paro".

En el Clínico de Madrid, buque insignia de la huelga, las deducciones correspondientes a mayo suman un total de unos 30 millones de pesetas. En ese mes se dejó de trabajar oficialmente sólo un 20 % de las jornadas habituales.

Los miembros del comité de huelga en Valencia prefieren no sufrir estos recortes y, según la dirección del hospital La Fe, los sindicalistas liberados están acudiendo a las oficinas de personal para quejarse.

'Les hemos pedido que notifiquen su negativa por escrito y de forma argumentada, ya que hasta ahora se han limitado a decir que están muy ocupados liderando la huelga y atendiendo a la prensa", dijo un directivo del centro.

Mientras, los consumidores pierden la paciencia. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Madrid ha llamado a una concentración para mañana ante Sanidad para pedir una solución mediante la constitución de una Comisión de Arbitraje. El Insalud asegura que los usuarios han presentado 3.000 quejas durante el primer mes de huelga.

Ayer, los mismos médicos del Virgen de la Concha de Zamora presentaron una denuncia en la comisaría de policía contra la dirección del centro por la saturación del hospital, lo que ha obligado a ocupar las camas del servicio de urgencias. En Zaragoza, el colapso es ya casi endémico en el Clínico.

La dirección del Colegio Oficial de Médicos de esta ciudad ha sido criticada por decenas de colegiados por alentar la huelga, cuando el seguimiento de ésta no cuenta con el respaldo unánime de todos. En el Virgen de la Salud de Toledo, la sobreocupación está en el 115%. En Andalucía, se está a la espera de que se dicten los nuevos servicios mínimos, que podrían llegar a un 90%. El pasado lunes los médicos acordaron no tomar vacaciones en tanto prosiga el conflicto.

Información elaborada por Elena Castelló Luis Martínez, Claudia Navarro, Miguel, Bayón, José Lera, Javier Torrontegui y Natalio Blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 1995