Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PLAGA QUE AZOTA ÁFRICA

"El virus se extendería como la pólvora o la gripe si llegara a transmitirse a través del aire"

Aunque el virus Ebola parezca una sorpresa macabra y misteriosa, los científicos saben ya bastante de él y resulta que no es tan diferente de algunos virus corrientes. Mata despiada y fulminantemente a sus víctimas, pero mientras siga propagándose por contacto directo de fluidos corporales, el brote de Ebola en África es controlable, explica el virólogo Luis Enjuanes. Jefe de laboratorio del Centro Nacional de Biotecnología (Madrid), del CSIC, Enjuanes ha sido experto-asesor de la OMS y ha trabajado en los Institutos Nacionales de Salud (EE UU). Él asegura: "El Ebola se extendería como la pólvora, como la gripe, si llegara a transmitirse por el aire".Pregunta. ¿Es diferente el Ebola de un virus corriente?

Respuesta. No es radicalmente distinto de otros muchos virus conocidos. Por ejemplo, tiene analogías estructurales del genoma con el virus de la rabia, que se conoce desde Pasteur.

P. ¿Puede propagarse ahora fuera de África?

R. Mientras se transmita sólo por contacto directo de fluidos corporales, como hasta ahora en Zaire, creo que el alcance del brote será limitado y. relativamente fácil de controlar sanitariamente.

P. ¿Puede cambiar y transmitirse por el aire?

R. Desde luego que sí. Puede sufrir una mutación e imponerse una variante capaz de transmision aerogénica. Pasa a menudo con los virus. Afortunadamente, cuando muta el modo de transmisión suele cambiar alguna otra propiedad, y el virus puede atenuarse, dejar de ser letal.

P. Tampoco el sida se contagia por el aire y ha resultado imparable.

R. Es que la infección por sida es muy diferente, tiene una incubación muy larga y la persona portadora puede estar transmitiendo el virus durante años sin saber siquiera que lo tiene. Sin embargo, el Ebola se delata inmediatamente y se puede aislar a los contagiados. Además mata en más del 80% de los casos y al eliminar rápidamente a su huésped, limita su propia propagación.

P. ¿Cómo mata el Ebola a sus víctimas?

R. Disuelve sus órganos porque destruye las células de la sangre y del tejido conectivo (que mantienen la integridad de los órganos), así que causa una masiva y frecuentemente fatal hemorragia generalizada., Se rompen los vasos sanguíneos y por todos los orificios del cuerpo sale sangre y fluidos. Y es muy rápido, cuestión de días.

P. ¿Es el Ebola un desconocido para los científicos?

R. No. Se ha hecho un gran esfuerzo de investigación y se conoce su biología molecular. Se sabe que tiene siete genes, y se conoce su estructura. Técnicamente es un virus de RNA con cadena sencilla y negativa. También se ha descubierto que el Ebola tiene unos componentes capaces de inhibir el sistema inmunológico. Esto explicaría porqué es tan difícil para el organismo luchar contra él, al paralizar sus defensas.

P. ¿Se puede encontrar un antídoto contra el Ebola?

R. Hay poquísimos agentes antivirales. Por el contrario hay muchos antibacterianos eficaces, como los antibióticos. Esto se debe a la diferencia entre un virus y una bacteria: el primero necesita alojarse en una célula para replicarse, la bacteria se replica por sí misma. Así que cuando logras un antiviral que ataca al virus también atacas a las células del organismo, mientras que con los antibacterianos sólo eliminas las bacterias.

P. ¿Y una vacuna?

R. No veo razón teórica por la que no se pueda diseñar una vacuna contra estos virus, se conoce casi perfectamente su genoma, las proteínas que lo forman, aunque puede ser complicado en la práctica.

P. ¿Por qué surge de repente?

R. Creo que estos virus ya existían mucho antes de que los descubriéramos y, casi con total seguridad, se habían producido brotes en humanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 1995

Más información

  • LUIS ENJUANES VIRÓLOGO