Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO EN LA SANIDAD PÚBLICA

2.000 operaciones menos, más de 56.000 actos suspendidos

Los convocantes, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), fueron ayer tajantes al anunciar el número de actos quirúgicos suspendidos. En total: 1.961. Los actos médicos, vulgo consultas, fueron muchos más: 56.568. Nadie les llevó oficialmente la contraria. El Insalud no quiso o no pudo puntualizar estas cifras y las direcciones de los respectivos hospitales tampoco.Por comunidades, según la CESM, fueron las de Cantabria y Murcia las que secundaron el paro en su totalidad, un 100%. Les siguió Aragon con un 95,06%, Castilla-León con 88,42%. El resto oscilaron entre el 64% en Melilla y el 83,42% de Castilla-La Mancha. A Madrid se le atribuyó en principio un 83%, y luego bajó al 74%. Los hospitales de Cantabria y Murcia dejaron de realizar, respectivamente, 107 y 51 intervenciones quirúrgicas y 2.755 y 2.117 actos médicos. En los seis centros de Aragón, los servicios más afectados fueron radiología, analítica y anestesia.

Los hospitales de Bellvitge (Barcelona), Gerona y Tortosa rechazaron la propuesta de la CESM. Según el secretario general del Sindicato de Médicos de Cataluña, Patricio Martínez, en Lérida no se celebró asamblea alguna. "No significa que no, estemos disconformes con las condiciones que tenemos", matizó.

El Insalud cifró sin embargo la repercusión en Cantabriá en un 30%, y en Asturias evaluó la incidencia en un 5,14% en sus siete centros, mientras que en Baleares la cifró en un 25%. En Madrid no pasó del 13%.

Reacciones

El portavoz del Partido Popular en la comisión de Sanidad del Congreso, Enrique Férnández Miranda, acusó ayer a la ministra de Sanidad, Ángeles Amador, de "esconderse" ante las negociaciones, y añadió que era "impresentable" que el Ministerio no haya tenido capacidad negociadora.

La Federación para la Defensa de la Sanidad Pública pidió una "desincentivación progresiva de las compatibilidad público-privada, haciendo que los incrementos retributivos recaigan en el complemento de dedicación exclusiva".

FSP-UGTE, sindicato que no apoya la huelga "porque defiende los intereses de un solo colectivo profesional de la Sanidad", dijo que las , tesis de la CESM "tienden a justificar una sociedad elitista y poco solidaria".

La Unión de Consumidores de España (UCE) alentó a los ciudadanos a que ejerzan sus derechos en los hospitales y reclamen, si se consideran perjudicados, en los servicios de atención e información al paciente. Según la UCE huelgas como la actual, tienen repercusión es muy negativas en la calidad de vida de los ciudadanos.

Esta información ha sido elaborada por Elena Castelló, Ana Llovet, Javier Torrontegui, y Javier Cuartas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de mayo de 1995