Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varias familias británicas anuncian demandas por los supuestos efectos mortales de una píldora anticonceptiva

Más de un centenar de familias británicas han solicitado ayuda legal para averiguar si el uso de la píldora anticonceptiva denominada Femodene, fabricada por los laboratorios Schering, puede provocar embolias graves o mortales. Según el rotativo The Sunday Times, al menos una veintena de afectados, ya sean parientes o víctimas, piensan demandar a la compañía. Su principal queja se centra en que el producto no advierte de forma bien visible de sus posibles riesgos. Femodene es tomada por cerca de medio millón de mujeres en el Reino Unido. En su promoción comercial se subraya que este producto es menos fuerte que otros compuestos similares.

Las dudas acerca de esta píldora se han sumado a los datos sobre el consumo de anticonceptivos revelados por un informe del Ministerio británico de Sanidad. Según éste, el pasado año aumentó en un 37% el número de menores de 16 años que acudieron por primera vez a centros de planificación familiar en el Reino Unido. En la mayoría de los casos les fue prescrito un anticonceptivo oral o la llamada píldora del día siguiente.

El dominical londinense señala que se han producido por lo menos 29 embolias por uso de Femodene. En todas ellas hubo muerte o discapacitación de la usuaria por bloqueo del riego sanguíneo. Dos de las víctimas tenían 14 y 16 años y ningún historial de problemas circulatorios o hipertensión.

Para la casa Schering Health Care, que no ha recibido aún notificación legal alguna, la píldora es tomada sin problemas por millones de mujeres. El laboratorio ha asegurado al rotativo que le parece difícil demostrar si su producto contribuyó a una embolia o la misma se debió a otras causas y se hubiera producido de todas formas. Considera además suficiente la información sobre los efectos secundarios incluida en los prospectos, así como la remitida a los médicos.

[Los laboratorios Schering también comercializan en España anticonceptivos hormonales. En general, las mujeres que toman anticonceptivos orales pueden sufrir alteraciones cardiovasculares].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de mayo de 1995