Hacienda deja en suspenso sanciones de 32.200 millones por el fraude de primas únicas

El caso de las primas únicas, un depósito bancario que se comercializó como un seguro según Hacienda, se da ya por prácticamente cerrado. Tras la conclusión del expediente de La Caixa a finales de 1994, Hacienda ha levantado actas a otras 13 entidades en lo que va de año por no haber practicado retenciones. La deuda reclamada a estas 13 entidades, más los intereses de demora, asciende en total a casi 45.000 millones de pesetas y las sanciones, a otros 32.200 millones. Éstas, sin embargo, han quedado suspendidas hasta que se apruebe la reforma de la Ley General Tributaría. El acta de Euroseguros -por un total de casi 20.000 millones de pesetas-, es todavía provisional.

La resolución de la mayoría de los casos pendientes cierra una etapa en la- atalla más compleja llevada a cabo hasta ahora por Hacienda en la lucha contra el fraude fiscal. Los inspectores dan por prácticamente terminado su trabajo, tras resolver el nudo gordiano del asunto: las primas únicas son un depósito bancario y no un seguro y, por tanto, sus rendimientos están sujetos a una retención del 25%. Por este motivo, Hacienda ha levantado actas a un total de 14 entidades financieras. La primera, La Caixa, a finales del pasado año; otras doce en lo que va de año y una más a Euroseguros, que todavía es provisional. Ahora, la segunda batalla se plantea ante los tribunales pues las entidades han presentado recursos.Las primas únicas, comercializádas entre los años 1986 y 1990, llegaron a captar hasta 1,7 billones de pesetas en la etapa de mayor auge. La entidad más activa fue La Caixaa la que la inspección de Hacienda levantó ocho actas -recurridas por la entidad-, por un total de 39.033 Millones de pesetas, en concepto de cuotas más intereses de demora y sin sanciones. La confirmación de es tas actas y el posterior recurso se produjo a finales de 1.994,después de tres años de un tenso tira y afloja.

La segunda entidad más activa ha sido Euroseguros, englobada en el grupo financiero del Banco Bilbao Vizcaya (BBV). El pasado 10 de marzo, Hacienda comunicó a la entidad el levantamiento de un acta provisional por 8.656 millones de pesetas, más una sanción de 10.734 millones por operaciones realizadas entre 1989 y 1990. Ahora el acta: se encuentra en fase de alegaciones. Fuentes de Hacienda señalan que es inminente la elevación a definitiva de este acta,, por una cantidad que puede variar.Dentro del Grupo BBV hay otra entidad, Senorte, que comercializó seguros de prima única y a la que Hacienda le ha levantado acta definitiva. Con todas las sociedades del grupo BBV se ha planteado un conflicto de competencias entre la Administración central y la Diputación Foral de Vizcaya. En todos los casos, el criterio de Hacienda, tras una petición en este sentido por parte de la administración autonómica, ha sido la de deslindar la parte de los fondos captados en territorío vasco del resto.

En el caso de Senorte, por ejemplo, el acta se levantó ell 6 de mayo de 1994 por, un importe de 20.709 millones de pesetas. El 28 de diciembre pasado la Diputación de Vizcaya. planteó por escrito un conflicto de competencias y pidió la supresión de las actuaciones. Hacienda aceptó el criterio de deslindar la parte de fondos captados en Vizcaya de la, del resto y en febrero pasado pidió a Senorte los datos precisos. Esta decisión ha sido recurrida ante. el TEAC el pasado mes de marzo.

Actas definitivas

Las demás entidades afectadas (ver. cuadro) ya tienen levantadas actas definitivas. En todos los casos, el criterio de Hacienda ha sido el de suspender las sanciones hasta que no se apruebe la nueva Ley General Tributaria,, ahora en trámite parlamentario. El anuncio, a principios del pasado año, de que Hacienda preveía rebajar las sanciones máximas -desde el 300% al 150%- en esta ley ha provocado que la mayoría de las actas de la inspección se firmaran en disconformidad con el posterior recurso ante los tribunales. Una vez aprobada la ley, se aplicarán las sanciones más bajas, con efectos retroactivos para los casos abiertos.

Y la forma de dejarlos abiertos es, corno han. aconsejado los asesores fiscales, presentar los recursos. Para evitar el aluvión de recursos, Hacienda decidido a finales del pasado año suspender todas las sanciones hasta que se aprobara la nueva ley. De esta forma, los afectados pueden recurrir el principal de la deuda reclamada y los intereses de demora y esperar al nuevo régimen sancionador para decidir si recurren o no.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS