Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sabio catalán

Gabriel García Márquez creó en Cien años de soledad el inolvidable personaje del sabio catalán, inspirado en el escritor Ramon Vinyes, a quien los azares del exilio llevaron de Cataluña a Colombia. Vinyes murió en 1952 y si a alguien le corresponde ahora la etiqueta de "sabio catalán" es sin duda a Miquel Batllori, un jesuita erudito, afable y discreto, nacido en 1909 en pleno centro de Barcelona, en el número 1 de la plaza de Catalunya.Si algo caracteriza a BatHori, hombre de vida espartana que conserva la curiosa costumbre de usar sombrero y bastón, es su gran dedicación al estudio.

Jesuita desde 1940, licenciado en Derecho, en Filosofía y Letras e Historia, es autor de una vasta obra que la editorial valenciana Tres i Quatre ha empe zado a publicar con una previ sión total de 19 volúmenes.

"Los escritores de ahora se especializan más", comentaba recientemente, "pero, yo soy de una época en la que se tendía a abarcar mucho". Y no está mal lo que abarcan los estudios de Batllori. Nada menos que ocho siglos. Desde la Edad Media hasta el siglo XX, pasando por detenidos estudios sobre Ramon Llull, la familia Borja, Arnau de Vilanova, el Renacimiento, el Barroco...

Batllori, conocedor a fondo de los archivos del Vaticano, donde ha residido muchos años, ha escrito más de 200 libros y más de 1.000 artículos, que son los que ahora se esfuerza en revisar para la edición de la Obra Completa. "No creo que llegue a ver el final", comenta, "pero espero dejarlo todo preparado".

A Batllori le preocupa poner el punto final a su obra. Así podrá morir tranquilo. 11 ¿La muerte?", dice. "La tengo siempre presente, pero no me angustia. Deseo que cuando me falle la inteligencia, Dios se me lleve". ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de mayo de 1995