El Tribunal de Cuentas cita al alcalde de Leganés para declarar

El Tribunal de Cuentas ha vuelto a llamar a declarar al alcalde o al concejal de Hacienda y a la interventora del Ayuntamiento de Leganés. El tribunal mantiene abierto un procedimiento de juicio contable al Ayuntamiento de Leganés por presuntas irregularidades administrativas en la tramitación de las cuentas de los años 1988 a 1992. El tribunal publicó el pasado 31 de diciembre el auto de citación de las partes en el BOE.El expediente del tribunal se abrió a raíz de la acción pública emprendida por el PP local, que en octubre de 1993 denunció "el caos contable" en el que se encontraba el Ayuntamiento que tenía sin aprobar cuentas desde hace más de diez años. El magistrado encargado del caso pidió en marzo de 1994 sendos informes al fiscal y al abogado del Estado. El primero no encontró indicios de responsabilidad penal, pero el abogado del Estado sí admitió tres presuntas irregularidades contables: que no se rindieron cuentas de recaudación desde 1988, la ausencia de los correspondientes expedientes de valores y que, en 1991, con la actual corporación, se había sobrepasado el 25% de carga, financiera.

Entre la documentación aportada por el PP figuraba un informe emitido por el anterior interventor, Juan Ortiz, ya jubilado, que en junio de 1992 señalaba que sin poner en orden los mandamientos a justificar no se podían aprobar las cuentas generales, Según Pablo Abejas, concejal del PP, la mayor parte de los mandamientos analizados por su partido carecen de la documentación necesaria.

Este verano el Ayuntamiento fue citado por primera vez en este caso, Pero, - a la declaración no acudió el alcalde, sino el concejal de Hacienda Luciano Represa, y la actual interventora. El alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez, ha manifestado a EL PMS que en esta ocasión podría' acompañar a su delegado de Hacienda. "Es nuestra intención colaborar en todo lo posible con el Tribunal de Cuentas", comentó.

Retrasos

"Es público y notorio que esta casa tenía un retraso en la aprobación de las cuentas pero no hemos querido dormirnos como otras corporaciones y hemos realizado una labor ímproba para poner las cuentas al día", comentó Pérez Ráez. Hace un mes, el Ayuntamiento aprobó las cuentas hasta el año 1990. Se encuentran en fase de exposición al público las de 1991 y 1992.

El PP ha señalado que en los próximos. días piensa remitir al Tribunal de Cuentas "nuevas pruebas" sobre las irregularidades administrativas. Como parte acusadora, Pablo Abejas ha señalado que incorporará al expediente 1.000 mandamientos de pago de 1991 en los que falta documentación y existe incluso indicio de prevaricación y trato de favor a algunas empresas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 05 de enero de 1995.

Se adhiere a los criterios de