Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE EUROPA

La OTAN pone a punto los planes de repliegue

Bruselas / Sarajevo

Los planes de la OTAN para una eventual retirada de los cascos azules de Bosnia avanzan con normalidad, según indicó ayer un portavoz de la Alianza, quien advirtió que su puesta a punto es "pura precaución" y añadió: "Esperamos que las fuerzas de la ONU continúen desarrollando sus esfuerzos humanitarios". Mientras, los países europeos comienzan a dar marcha atrás en el tono de inminencia con que fue presentada la evacuación.A pesar de la bienvenida de la Alianza a la decisión estadounidense de aportar tropas de tierra para apoyar la posible retirada, pierde fuerza la idea de una salida inminente de los soldados de la fuerza de Protección de las Naciones Unidas (Unprofor) de Bosnia. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Cruz Roja anunciaron ayer que su gente permanecerá en Bosnia aun en caso de retirada de Unprofor.

Aunque EE UU anunció el jueves su disposición a apoyar con sus tropas de tierra una hipotética retirada de Unprofor, hasta el momento no hay cifras comprometidas. Fuentes próximas al Pentágono estiman que podrían llegar a 20.000 hombres, aproximadamente la mitad de los que se consideran necesarios para emprender una operación que se juzga como el movimiento de tropas más importante en Europa tras la 11Guerra Mundial. El secretario de Defensa estadounidense, William Perry, aseguró ayer que esta aportación de tropas muestra la determinación de su país de mantener el liderazgo de la OTAN, pero insistió en la tesis de evitar que estas tropas entren en situación de combate.

El jefe de los serbios de Bosnia, Radovan Karadzic, advirtió a ayer a la OTAN y la ONU que, en caso de retirada de Bosnia, sus tropas "no les atacarán, pero si se acercan a territorio serbio y nos son hostiles habrá otro Vietnam".

Mientras, los serbios bosnios liberaron ayer a otros 67 miembros de Naciones Unidas -40 soldados franceses y 27 observadores militares- de los que mantenían retenidos en diferentes partes de Sarajevo bajo control serbio. Ayer llegó a Bihac, que sigue siendo atacada con artillería serbia, el primer convoy humanitario en dos meses. Una mujer murió en el enclave musulmán tras la caída de tres granadas de mortero, que hirieron a otros siete civiles, según informaron los observadores de la ONU.

Más información en la página 17

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 1994

Más información

  • Karadzic advierte que si los 'cascos azules' entran en zona serbia habrá "otro Vietnam"