Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teatro hebreo de Chagall, restaurado

En 1920, Marc Chagall creó una de pinturas para decorar el Teatro Rebreo de Moscú. Durante más de 50 años, estas pinturas estuvieron enrolladas en los sótanos de la galería Tretiakov, y tan sólo unas viejas fotografías en blanco y negro atestiguaban su existencia. Ahora, tras un laborioso y difícil proceso de restauración, estas pinturas pueden admirarse en la Fundación Antonio Mazzota de Milán, hasta el 5 de marzo de 1995. La muestra se completa con dos importantes ciclos de obra gráfica, sus ilustraciones para la Biblia (1956) y para la novela de Gogol Las almas muertas (1923-1927), y con varias telas anteriores a 1920, entre otras, la espléndida tela titulada Sobre la ciudad, de 1914-1918.Chagall concedía una gran importancia a este proyecto del Teatro Hebreo, realizando una copia, en 1922 que siempre conservó consigo. En 1973 fue invitado por la ministra de Cultura a visitar Rusia y, en esta ocasión, con lágrimas en los ojos, firmó éste ciclo de pinturas. Las telas, sin embargo, volvieron a ser enrolladas y enviadas al sótano. Describen la música, la danza, la literatura y el teatro, mientras dos enormes paneles muestran músicos, acróbatas, algunas de sus famosas vacas y retratos de él mismo y de su familia. Este conjunto de pinturas está considerado como una de sus obras fundamentales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 1994