Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rojo insta a Solbes a que planifique cómo reducir el déficit en 1996 y 1997

El consejo ejecutivo del Banco de España estudia hoy el presupuesto monetario a través del cual tiene que controlar la inflación para, a medio plazo, colocar los precios españoles en convergencia con los del resto de los países de la Unión Europea. El gobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo, y el ministro de Economía, Pedro Solbes, han decidido mantener reuniones periódicas mensuales, la primera de las cuales se celebró el pasado lunes. En ella, Rojo instó a Solbes a que su ministerio empiece en enero a preparar los presupuestos de 1996 y 1997 para reducir el déficit público en la senda prevista hasta llegar al 3% del PIB. Los miembros del consejo del Banco de España tienen desde hace una semana los documentos necesarios para aprobar hoy el presupuesto monetario de 1995, los mecanismos de control y los indicadores de inflación para llegar a medio plazo -tres años- al objetivo de convergencia. El Banco de España sitúa este objetivo por debajo del 3% de inflación al final del periodo, "aunque el consejo tendría autonomía para establecer un objetivo distinto", dicen en el banco emisor.

Solbes garantizó a Rojo que el Gobierno y el PSOE apoyarán una enmienda en la ley de presupuestos (en el Senado) para que todo exceso de ingresos se destine a reducir la deuda pública, como solicita el Banco de España.

Rojo insistió ante Solbes en que el esfuerzo en "la reducción del déficit" es escaso en 1995 y que en 1996 y 1997 "debe ser mayor, por lo que es necesario que, desde el primer día del próximo ejercicio, se empiece a pensar en qué medidas hay que adoptar". Rojo explicó que algunas que se pueden tomar son tarea del Gobierno, pero que "otras necesitarán cambios legislativos y que ese trámite exige un tiempo prolongado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de noviembre de 1994