Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Azaña

En fecha reciente fueron recogidos por los medios de comunicación unos exabruptos del irresponsable portavoz del Partido Popular en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, un tal Valdivieso. Entre otros desatinos, este dirigente de la derecha calificó a Manuel Azaña de "intelectual mediocre y nefasto". Esto venía a cuento de desautorizar la política de Defensa de Julián García Vargas, asunto en el que nosotros no vamos a entrar, pero sí en los insultos proferidos contra quien fue ministro de la Guerra en los primeros años de la II República Española.La gestión de Gobierno de Manuel Azaña tiene, como todo lo humano, aspectos criticables, pero precisamente es su reforma del Ejército la que concita mayor consenso entre historiadores y estudiosos en cuanto a su necesidad y racionalidad. Le recomiendo la obra de Michael Alpert al respecto. También es conocido el odio que los africanistas y aquellos que debían su carrera militar a la dictadura de Primo de Rivera tenían a Azaña. Precisamente al actual abuelo del presidente del PP se le debe la mayor colección de insultos relativos a la etapa de Azaña como ministro de la Guerra.

En cuanto a lo de "intelectual mediocre", ignoro si se refiere también a Azaña escritor (Premio Nacional de Literatura en 1926 por la Vida de don Juan de Valera) o si es una descalificación como pensador, en cuyo caso sería bueno que el señor Valdivieso tomase la iniciativa, sin dejarse influir por los elogios de unos y las denostaciones de otros, de coger un texto cualquiera de don Manuel acerca de su idea de España, y que lo lea y después opine.

Para terminar diré que "el nombre de Azaña quedará en la historia como una dignificación universal y como una enseñanza inolvidable". Estas palabras fueron escritas por Antonio Machado en el prólogo del libro de discursos Los españoles en guerra, de Manuel Azaña, y han resultado certeras. El nombre del tal Valdivieso pasará en breve al más absoluto de los olvidos.-

Presidente de la Asociación Manuel Azaña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 1994