Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Juan María Arzak

El chef y propietario del restaurante que reza como su nombre, fue distinguido ayer con la Medalla de Oro de la Ciudad de San Sebastián. Y van tres en toda la historia: Nicanor Zabaleta, el arpista, y Eduardo Chillida, el escultor, precedieron al cocinero vasco, que ayer recuperó la alegría de su infancia y añadió a la de su madurez para exclamar: "Esto es lo más importante que me ha ocurrido profesionalmente, porque es el reconocimiento de mi ciudad. No hay que olvidar que yo soy donostiarra y ejerzo". Arzak es también uno del triunvirato español que se ha hecho acreedor a las tres estrellas de la guía Michelín francesa; los franceses, de igual modo, le hicieron Caballero de las Artes y las Letras; a una planta de su casa irá a parar la nueva medalla para eternizar la gloria en vida del cocinero probablemente más homenajeado por instituciones españolas y extranjeras. A pesar de tanto reconocimiento, Arzak insistía ayer: "Esto es lo más importantísimo; sólo se ha dado tres veces". Su colega de la guía Michelín, Santi Santamaría (El Racó de Can Fabes, de Sant Celoni, Barcelona), al enterarse, aplaudió con palabras bellas. Y otro tanto hizo Pedro Subijana, el de Akelarre, de San Sebastián: "Ya es importante ser profeta en tu tierra", sentenció.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de julio de 1994