La Generalitat, no ve racismo en el rechazo de un mulato en una guardería

El Departamento de Enseñanza de la Generalitat catalana no cree que la guardería Xaloc 2, de Premiá de Mar (Barcelona), denegara el mes pasado una plaza a un niño mulato de 18 meses "por razón del nombre y apellidos extranjeros", pero ha abierto un expediente administrativo al centro, de carácter privado, por si "ha podido incumplir" la normativa de matriculación.La decisión es fruto de la investigación que la Generalitat abrió el pasado 27 de abril, después de que Teresa Albert, casada con un gambiano, denunciara ante el Departamento de Enseñanza de la Generalitat y ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Mataró que el parvulario Xaloc 2 había rechazado a su hijo Sankung Drammeh, después de conocer la procedencia del apellido del niño.

De acuerdo con la versión de Teresa Albert, los responsables del centro de Xaloc 2 le dijeron que tenían plaza para su hijo, le enseñaron las instalaciones e incluso le informaron sobre el sistema pedagógico.

Pero, al día siguiente, cuando una vecina de la denunciante acudió a la guardería con el impreso de la matrícula cumplimentado, no se lo quisieron aceptar.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS