Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Ya conseguí la polémica, sólo me falta el triunfo" dice Jesulín

Jesulín de Ubrique no había perdido sus ganas de bromear una vez finalizado el festejo de ayer, ya su segundo en la feria, y pese a que los triunfos que prometió antes seguían sin llegar: "Bueno, ya conseguí algo, la polémica; sólo me falta el triunfo, que va a ser en la tercera y última, ¡qué remedio!". Para el coletudo la corrida salió más dura de lo esperado, pegando arreones y apretando hacia los adentros, "y sólo estar delante era un mérito grande, aunque algún sector de la plaza no lo vio así".No quería descalificar a ese sector, "que está en su derecho de . expresar sus opiniones, nos gusten o no", pero afirmaba que escuchar cómo le recriminaban

en su faena al sexto toro le hizo sentirse incómodo, "por decirlo con una palabra suave". Tras comentar que al menos ese toro le permitíó desarrollar su estilo encimista, "que no pienso cambiar nunca, porque con él he llegado muy arriba", se mostraba orgulloso de su actuación con él: "Me puso los pitones en la barriga y en los muslos y no me moví".Después de presumir de su "inmejorable balance" en lo que va de temporada, 35 corridas, 80 orejas y 30 salidas a hombros, se despedía con su habitual promesa: "Sé que mis muchos enemigos me están esperando a ver si fracaso el lunes, pero no les voy a dar ese gusto y ese día voy a triunfar. Eso sí, con mi estilo".

También Juan Mora confiaba en alcanzar el éxito en su próximo y último festejo, "porque la corrida de hoy no me lo permitió ni a mí ni a mis compañeros". Admitía que su primer toro le engañó: "Lo brindé pensando que serviría y se rajó enseguida". Con el cuarto se sintió más a gusto: "Acusó falta de motor suficiente. No obstante, le toreé bien, a pesar de lo cual no calé en el público, quizás un poco frío e impresionado aún por las faenas de Aparicio y Curro Vázquez".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de mayo de 1994