Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Andres Pérez, encarcelado por corrupción

El Tribunal Supremo decretó la detención de quien en dos ocasiones ocupó la presidencia de Venezuela

El hombre que predicó "democracia con energía" en su última campaña electoral, quien fue en dos ocasiones presidente de Venezuela, mejor conocido como CAP por las iniciales de su nombre, se creía intocable hasta que ayer fue personalmente a conocer el veredicto de la Corte Suprema de Justicia. El ex presidente socialdemócrata Carlos Andrés Pérez, de 73 años, in haber sido. citado, se presentó ayer en la sede del Tribunal Supremo venezolano para ofrecer una rueda de prensa y escuchar la decisión de los magistrados sobre: el presunto uso fraudulento de fondos reservados, y fue detenido.

A CAP se le sigue un proceso por supuestos delitos de corrupción, específicamente, y según la versión oficial, de "malversación genérica" y "peculado doloso". La Corte Suprema ordenó la "detención judicial" de Pérez por 10contra cuatro. El ex presidente fue entregado de inmediato a la policía judicial y fue recluido en el Internado Judicial de El Junquito, a unos 20 kilómetros de Caracas. Los magistrados ordenaron también la detención de Reinando Figueiredo, que se encuentra fuera de Venezuela, y que fue, ministro de la Presidencia; de Alejandro Izaguirre, ex ministro del Interior, y de otras tres personas acusadas de ser cómplices.

Carlos Andrés Pérez fue oficialmente destituido de la presidencia de la República el pasado 31 de agosto, 101 días después de que el Parlamento, en una medida cautelar, le suspendiera temporalmente de sus funciones por sospechas dé malversación de fondos públicos y desfalco.

Fondos reservados

La acusación se refiere al destino de unos 250 millones de bolívares (unos 350 millones de pesetas) de fondos de la partida se creta de la presidencia. Estos fondos sirvieron supuestamente para financiar la campaña electoral de políticos extranjeros afines al mandatario venezolano como Jaime Paz, en Bolivia, y Violeta Chamorro, en Nicaragua. La presidente nicaragüense mostró ayer su solidaridad y afectó con su amigo venezolano También se sospecha que los fondos malversados fueron utilizados para ayudar al derrocado presidente de Haití, Jean- Bertrand Aristide.

Todas estas actuaciones, según las mismas acusaciones, formaban parte de un plan del ex presidente Carlos Andrés Pérez para convertirse en una especie de paladín de la democracia en el continente americano.

Hace un año, el Tribunal Supremo decidió celebrar el llamado antejuicio de mérito, es decir, iniciar la investigación que había solicitado el entonces fiscal general, Ramón Escovar Salom, actual ministro del Interior. Estas actuaciones provocaron la destitución inmediata de Pérez de la presidencia, nueve meses antes de concluir su mandato.

En todo este tiempo, Carlos Andrés Pérez alegó ser inocente. Jamás pensó que los magistrados iban a ordenar su detención. Sin embargo, ayer tuvo que someterse al penoso trámite de ser fotografiado, de frente y de perfil, como un delincuente común, en las oficinas de la Policía Técnica Judicial (PTJ). Era el trámite previo, necesario para ingresar en el Retén del Junquito, donde permanece desde ayer por la tarde a la espera de la primera audiencia en el tribunal.

"No, he sido condenado"

"Yo no he sido condenado", dijo a los periodistas cuando le interrogaron a la entrada de la PTJ y a las puertas de la prisión. "Esto es un atropello. Nó hay justicia en Venezuela. Contra mí lo que hay es un proceso político. Yo voy a defenderme para demostrar mi inocencia". El caso de los 350 millones de pesetas de los fondos reservados manejados por la presidencia en tre febrero y marzo de 1989 con siste en una presunta desviación en operaciones de cambio a divisas preferenciales -17 millones de dólares en ese año- y gastos no confesados.. .Pero CAP nunca ha querido decir en qué gastó esos fondos reservados. En Venezuela se le denomina partida secreta y como reservados son secretos, CAP no los revela. "Me lo prohíbe la Constitución" había declarado el ex presidente venezolano a este diario. Sin embargo, parte de los gastos de esos fondos ya son conocidos. El inspector Freddy Bernal, ex comandante del Grupo CETA de la Policía Metropolitana de Caracas, aseguró que una parte de los 250 millones "fueron invertidos en una operación encubierta, denominada Capricornio C-7. Bernal reveló que él con 39 hombres del Grupo CETA tuvieron a su cargo en 1989 la seguridad de la presidenta de Nicaragua, Violeta Chamorro, durante siete meses. "Fuimos enviados a Nicaragua por disposición de CAP, ya que las Fuerzas Armadas de Venezuela se negaron a cumplir esa misión porque la consideraron peligrosa. Cuando llegamos a Managua nos sentimos rechazados por los sandinistas y el pueblo porque nos llamaban los sícarios de CAP".

Juicio parlamentario

En su primer Gobierno (197479) Pérez también tuvo un juicio pero a nivel parlamentario donde se le acusaba de corrupción, por el presunto sobreprecio en la compra de un buque de carga frigorífica llamado Sierra Nevada. Por un pequeño margen de diferencia en la votación, el ex presidente salió sin condena política, pero las pasó negras hasta que diez años después repitió su triunfo en las elecciones de 1988 con el mayor porcentaje de popularidad.

No obstante, a un mes del segundo mandato en febrero de 1989, se produce el caracazo (violencia y saqueos) y se descubre la malversación de esos fondos reservados, por la que ahora está preso. Además los rebeldes militares intentaron dos veces derrocarle: el 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992. Realmente su segundo Gobierno ha sido una etapa trágica. Pero el final todavía no está escrito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 1994