Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica califica de rentable su compra en Perú

"Si hubiéramos sabido que conseguiríamos más barata la Compañía Peruana de Teléfonos, habríamos rebajado nuestra oferta", dijo ayer el presidente de Telefónica, Cándido Velázquez, en su comparecencia ante la Comisión de Infraestructuras del Congreso de los Diputados. Velázquez pidió "calma, respeto y tiempo".La inversión de Telefónica Internacional, filial de Telefónica, en Perú "está muy estudiada y será rentable", añadió. Telefónica Internacional acaba de recibir la adjudicación de la Compañía Peruana de Teléfonos al ofertar en sobre cerrado 290.000 millones de pesetas, más del doble que la segunda oferta. El presidente de Telefónica pidió comparecer de nuevo en la misma comisión para debatir las acusaciones hechas por el presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, de que el servicio telefónico es ineficiente.

Velázquez reconoció que para Telefónica Internacional era muy importante controlar el mercado peruano y que por eso se pujó por las dos principales operadoras que permite "una posición preponderante en un mercado emergente como el peruano". Varias bancos de inversión han señalado que la operación es rentable, según fuentes de la empresa espanola, que recibió un aviso de revisión de calificacion por parte de Moody's por esa inversión. El asesor económico de Telefónica para el operación de Perú fue J. P. Morgan.

Velázquez afirmó, en cualquier caso, que el único responsable de la gestión de Telefónica era él y que el precio de oferta sólo los conocían los primeros directivos de la compañía porque "se cierra definitivamente en el último momento".

Felipe Camisón, del PP, hizo una crítica muy dura contra la oferta. "Es un ejemplo claro de que vamos por el mundo haciendo el pardillo. Ha sido un gran fiasco", dijo. Velázquez contestó que no iba a entrar a rebatir las calificaciones del PP. Recalcó que Telefónica Internacional exportó productos y servicios por valor de 334 millones de dólares (unos 40.000 millones de pesetas) en 1992 y de más de 60.000 millones en el pasado año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 1994