Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 100 niños y adultos sufren una intoxicación en un colegio del Ejército

Un total de 85 escolares, 24 soldados, cinco miembros del personal laboral y cuatro profesores del colegio Nuestra Señora de Loreto, dependiente del Ministerio de de Defensa, todavía se arrepienten de haber ingerido el viernes el menú del comedor. Se sospecha que la fiebre alta, los vómitos y las diarreas que presentan desde el viernes hayan sido provocados por la ingestión de un postre en mal estado.

Posiblemente, alguno de los alimentos que componían el menú que se sirvió el pasado viernes en el comedor del colegio Nuestra Señora de Loreto, situado en la calle del General Aranaz, no estaba en buenas condiciones para ser ingerido. El menú incluía patatas, pescado con mayonesa y macedonia de frutas.Este comedor también suele ser utilizado por personal militar del cercano Hospital del Aire, situado en la calle de Arturo Soria, y por algunos médicos de esta institución sanitaria. "Llevan años viniendo aquí porque el menú es bastante bueno y no se parece nada al del rancho", explicaba ayer uno de los estudiantes del colegio.

Diariamente, en las salas del centro educativo almuerzan unas 1.200 personas. Todo el complejo -colegio y hospital- está resguardado por una valla metálica y varios soldados hacen guardia. Según el Ministerio de Defensa, "los primeros análisis efectuados en el Hospital General del Aire han descartado como causa de la posible intoxicación a los alimentos y bebidas consumidos ese día, excepto la macedonia". Este postre ha sido p6steriormente analizando en el laboratorio del Hospital Militar de Farmacia de Getafe. Los resultados definitivos no se conocerán hasta la tarde de hoy.

El subdirector del colegio, el comandante César Barrios, mostraba ayer su extrañeza al ser sólo un centenar las personas que mostraban síntomas de intoxicación, "ya que en este comedor almuerzan diariamente más de un millar de estudiantes y docentes". "Los médicos", añade el comandante, "no descartan la posibilidad de que se trate de un brote de gripe y que se presenten síntomas parecidos a los de una intoxicación: vómitos, diarreas y flebre".

Carné de manipulador

Ninguno de los afectados por la posible intoxicación ha tenido que ser ingresado en un centro hospitalario.El responsable del centro rechaza también que, las personas que preparan la comida diariamente carezcan de los obligatorios carnés de manipulación de alimentos.

Sin embargo, uno de los integrantes del personal laboral del colegio declaró ayer a Onda Madrid que "la comida es manipulada por las mujeres de la limpieza sin pasar ningún control. Ninguna tiene carné de manipuladora. De hecho, ya se ha interpuesto una denuncia por este motivo".

Según un portavoz del Ministerio de Defensa, "los camareros, cocineros y limpiadores [personal contratado por la empresa de servicios Royca] han sido sometidos a un exahustivo examen médico. Todos han dado resultados negativos en los análisis".

Begoña, alumna de quinto curso de EGB, conoce perfectamente el nombre de todos los compañeros que ayer no asistieron al colegio: "En mi clase han faltado diez. No han venido Diego, Susana, Antonio, Gema... Todos comieron el melocotón en almíbar que sabía ácido".

Ninguno de los profesores consultados en el centro escolar ha querido opinar sobre la posible intoxicación.

La dirección cifra en sólo 30 alumnos los que no asisten a clase desde el viernes, a pesar de que el número de afectados supera el centenar. Sin embargo, ayer también faltaban seis coches propiedad de otros tantos profesores en el aparcamiento. "Eso no es normal", recalcaba uno de los soldados que hacía guardia frente al colegio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 1994

Más información

  • El menú del pasado viernes fue consumido por 1.200 personas