Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El laboratorio Fotofilm suspende pagos por la crisis y del cine catalán

El laboratorio Fotofilm SAE de Barcelona, una de las empresas emblemáticas del sector cinematográfico catalán y también del resto de España, ha presentado suspensión de pagos. El descenso en la producción cinematográfica en Cataluña y, sobre todo, las deudas acumuladas por los productores, son los argumentos fundamentales de dicha suspensión que afecta a una empresa creada en 1953. Una crisis que está muy en consonancia con la sensación de desánimo que vive el cine catalán. Un centenar de actores, directores, técnicos, productores y críticos de cine catalanes se reunieron el pasado lunes en un hotel de Barcelona para estudiar la creación de una macroasociación que salve la situación de emergencia que vive el sector en la actualidad."Se trata simplemente de una suspensión técnica; la empresa sigue funcionando con normalidad", explicó Ignasi Teixidor, portavoz de Fotofilm, "esta medida la hemos tomado para evitar males mayores". Fotofilm facturó en 1993 862 millones de pesetas, casi 300 millones de pesetas menos que en 1991.

Teixidor apuntó, sin embargo, como una de las razones básicas de la suspensión de pagos los más de 335 millones que los. productores catalanes deben a Fotofilm. Algo en consonancia con la crisis que el presidente del Collegi de Directors, Francesc Bellmunt, describió el lunes: "Tenemos en contra una imagen pública deteriorada, una administración que confia poco en el trabajo que hacemos".

Subvenciones

Por otra parte, el acuerdo al que llegaron la semana pasada la ministra de Cultura, Carmen Alborch, y el portavoz de Convergència i Unió en el Congreso de los Diputados, Miquel Roca, sobre el traspaso del 30% de las subvenciones al cine catalán no fue vacío de contenido. Generalitat y Gobierno central han acordado la existencia de una caja única con aportaciones de ambas administraciones, según ha revelado el presidente de la Agrupación de Productores Catalanes, Pere Fages. Ello tiene como consecuencia inmediata el que sea la comisión de evaluación catalana la que decida sobre qué proyectos de esta comunidad recibirán el 30% de las ayudas al cine que Alborch ha comprometido.La creación de esta caja única evitará situaciones como la que tuvo lugar el año pasado, en el que el Ministerio de Cultura incumplió el compromiso de otorgar al cine catalán dicho porcentaje. Con el sistema de caja única, que consta en un documento elaborado por la Generalitat, las películas que reciban ayuda de la Generalitat serán refrendadas automáticamente por Cultura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 1994