Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueve cubanos mueren al naufragar el barco en el que huían a Miami

Nueve cubanos murieron ahogados el viernes pasado cerca de las costas de Camagüey, provincia situada a unos 600 kilómetros al este de La Habana, al naufragar las frágiles embarcaciones en las que pretendían salir ilegalmente de la isla con rumbo a Estados Unidos. Entre las víctimas figuran cinco niños y dos mujeres.Los hechos se produjeron en la noche del jueves, cuando debido al mal tiempo zozobraron dos de las tres embarcaciones rústicas en las que varias familias se habían lanzado al mar un día antes desde la localidad oriental de Puerto Padre. Su objetivo era de cruzar el estrecho de La Florida y llegar a Miami, donde sabían que obtendrían inmediatamente asilo político.

Uno de los barcos, tripulado por cinco personas, logró recalar el viernes por la mañana en la costa camagüeyana de Nuevitas, donde avisó de inmediato que otros dos barcos con 14 personas a bordo habían sido víctimas de un naufragio. Esa misma mañana, varias lanchas de las Tropas Guardafronteras rescataron vivas a cinco personas y encontraron los cadáveres de cuatro adultos y cinco niños.

Las autoridades cubanas, al informar del hecho indicaron que los sobrevivientes deberán responder ante los tribunales por el delito de salida ¡legal del país, que el Código Penal cubano sanciona con penas que oscilan entre una multa y penas de 1 a 3 años de carcel.

Responsabilidad de EE UU

Cuba ha denunciado en numerosas ocasiones que. Estados Unidos es el responsable de estas muertes, debido a la ambigüedad de su política migratoria, pues su legislación estimula las salidas ¡legales: los cubanos son la únicos ciudadanos del mundo que, si llegan en balsa o de cualquier otra forma ¡legal a territorio norteamericano, obtienen al año y un día la residencia permanente en EE UU, y también ayudas económicas. Pero al mismo tiempo, la ley norteamericana limita férreamente la concesión de visados a los cubanos que desean emigrar legalmente a Estados Unidos. Por otra parte, las emisoras anticastristas de Miami alientan a los balseros, dando cada día los partes meteorológicos y difundiendo las listas de los jóvenes que son rescatados en el mar.Según los acuerdos migratorios cubano-norteamericanos firmados en 1984, EE UU puede dar hasta 20.000 visados anuales a ciudadanos cubanos. Sin embargo, según reconoció a este diario el cónsul de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, William Griffith, en 1992 la cifra de visados de emigrante concedidos fue sólo de 1.800, y en 1993, de aproximadamente 1.700.

Mientras tanto, el año pasado, el número de balseros que llegó ilegalmente a EE UU fue de 3.600 -se calcula que por cada uno que llega, dos o tres perecen en el intento-, de los cuales todos fueron aceptados como refugiados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de enero de 1994