Christo propone envolver el Reichstag con telas plateadas

El Parlamento alemán votará la decision del artista norteamericano

El Reichstag, el histórico Parlamento alemán de Berlín, acabará con toda probabilidad envuelto en telas plateadas. Los diputados alemanes, que a finales de siglo deberán ocuparlo, decidirán el próximo día 20 si autorizan al artista estadounidense Christo a realizar en este edificio emblemático de la historia reciente de Alemania un trabajo simílar al que ha efectuado en otros monumentos históricos. Para el artista, con este exorcismo, consistente en vestir el edificio y desnudarl de nuevo, el Reichstag recupera una mirada nueva que le permita asumir su futuro papel limpio del peso de la historia.

Christo, nacido en Bulgaria en 1935 aunque nacionalizado norteamericano, afirmó el pasado martes en Bonn ante el Consejo de Ancianos del Bundestag, que el acto de envolver al edificio con telas de color plateado es "la única posibilidad para que el Reichstag deje de ser acaparado por historiadores y políticos y en un futuro también pertenezca al arte". Y añadió: "Esto sólo lo puedo realizar yo y ningún político". Cubrir para descubrir ha sido el concepto básico de la obra que Christo viene desarrollando desde finales de los años cincuenta, cuando empezó a envolver objetos pequeños, sillas, mesas o retratos pintados anteriormente, por él mismo con realismo académico.El Reiclistag es el proyecto que más me ha fascinado", dijoen Bonn. Christo, que adquirió fama mundial con obras tan espectaculares como el recubrimiento, en 1983, de 11 islas situadas frente a Florida con 700.000 metros cuadrados de tela rosa, o envolviendo el Pont Neuf de París con plástico dorado, lleva desde 1988 intentado convencer a las autoridades alemanas de que le dejen hacer lo mismo con el Reiclistag, un pastiche arquitectónico de fines del siglo pasado, obra del arquitecto Paul Wallot y que fue inaugurado por el último káiser-alemán, Guillermo II, en 1894. En el no sólo confluyen los estilos desde el renacimiento al neoclásico y neobarroco, sino también los acontecimientos cruciales de la historia alemana de este siglo.

A nivel, político, nunca fue el mejor ejemplo de democracia.

De hecho, la inscripción Dem deutschen Volk (Para el pueblo alemán), que figura sobre su entrada principal, no fue añadida hasta 1916, ya que Guillermo II se había negado rotundamente a esta consigna por considerarla "demasiado democrática". El Parlamento de finales de la época de Bismarck era una simple Asamblea consultiva. Sólo en su segunda y última época, la que correspon de a la República de Weimar (1919-1933), fue la sede de la soberanía popular. El, 30 de enero de 1933 eligió canciller a Adolf Hitler. Apenas un mes más tarde, un incendio destruyó el Reiclistag, lo que dio pie a que Hitler consiguiera los poderes excepcionales que le sirvieron para imponer la dictadura.

Durante la guerra fría, el edificio estuvo bajo la administración de los cuatro aliados y perteneció al sector occidental de la ciudad dividida. Con la caída del muro en 1989, Berlín volvió a ser la capital de Alemania y el Reiclistag albergará al Bundestag cuando el Gobierno se haya mudado a ésta ciudad.

Ayer, en una reunión con más de cien parlamentarios, el artista resaltó que "la acción no tiene otro propósito que la de ser arte". Según Christo, la textura del material y el color plateado permitirán "efectos hermosos incluso en días grises".

El presupuesto asciende a unos diez millones de marcos (800 millones de pesetas), que serán desembolsados por el propio Christo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de enero de 1994.