Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA BATALLA DE SALZBURGO

Un conflicto de principios

Mortier ha dicho que la Orquesta Filarmónica de Viena, que inauguró el Festival de Salzburgo en 1920, exigía "honorarios demasiados altos2 que su repertorio de conciertos era "conservados" y que su placer por la innovación, "restringidos". Pero una de las mayores ofensas para la orquesta es que Mortier haya invitado para la próxima temporada a Nikolaus Harnoncourt con la Orquesta de Cámara de Europa, para que interpretaran obras de Beethoven. "Eso lo podríamos interpretar nosotros, porque conocemos bien el sonido de Harnoncourt", dijo"Wemer Resel, de la Filarmónica.El director del Festival de Salzburgo los ha criticado también por intentar mantener ''el monopolio en la interpretación de Mozart". La respuesta de Resel fue que ya habían perdido esa exclusividad, áeÉando que "el sonido de Mozart es un símbolo de Salzburgo y debe conservarse". Pero eso no es todo, Mortier aseguró que cuando la Filarmónica tiene que aprender un concierto de música contemporánea Ii6necesita ensayos muy largos".Los músicos de la Filarmónica, famosos por su concierto de Año Nuevo, son acusados por Mortier de "no querer arriesgarse con un director joven porque prefieren ser dirigidos sólo por Levine, Previn y Mehta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de noviembre de 1993