Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oleada de bombas en Lima ante el referéndum de hoy sobre la nueva Constitución

Los acontecimientos se acumularon en las horas previas al referéndum sobre la nueva Constitución, que se celebra hoy en Perú: atentados con bomba en Lima, voladura de instalaciones eléctricas -que dejaron a oscuras a medio país en la noche del viernes-, y una nueva carta de dirigentes de la organización guerrillera maoista Sendero Luminoso para pedir la paz.La publicación de la misiva firmada por cuatro dirigentes de Sendero Luminoso, que llamaba a la rendición, quedó oscurecida, en el sentido literal de la palabra, por el apagón que dejó sin luz a más de la mitad de Perú. Casi al mismo tiempo en que se divulgaba el texto senderista, la voladura simultánea de varias centrales sorprendió a millones de peruanos, obligó a suspender el partido de fútbol entre Universitario y Arequipa en pleno juego, borró del aire a emisoras de radio y provocó confusión, temor y atascos de tráfico en Lima.

La normalidad se restableció tras dos horas de oscuridad. Entonces se pudo saber que una carga de dinamita había estallado en un banco del barrio residencial de San Isidro en Lima. En la mañana del mismo viernes se había realizado un atentado sin víctimas contra un centro comercial. En estos últimos días explosionaron dos coches-bomba y varias personas murieron en diversos ataques en Lima. Primero fue un atentado contra el céntrico hotel Crillon. Siguió otro en la zona de llegadas internacionales del aeropuerto el lunes, día en que se esperaba la llegada a Perú del cantante Michael Jackson, que al final anuló su visita y el recital.

Estos atentados arrojan dudas sobre el alcance de la nueva carta de cuatro dirigentes senderistas. Firman la epístola Osmán Morote, de quien se consideraba que había sido apartado de la dirección, la abogada Marta Huatay, María Pantoja y Angélica Salas. Estos cuatro aparecieron ayer en una foto en color en las portadas de los periódicos más importantes, al lado del máximo líder Abimael Guzmán, el presidente Gonzalo, y de su lugarteniente y amante, Elena Iparraguirre. En el texto los cuatro senderistas se suman a la petición expresada en sus cartas por Guzmán y piden un acuerdo de paz "con cabal conciencia y pleno convencimiento de su insoslayable necesidad histórica". Con la difusión de la carta de los senderistas, el presidente Alberto Fujimori parece estar dispuesto a gastar el último cartucho propagandístico ante el referéndum de hoy. Fujimori trata, por todos los medios, de lograr una mayo ría suficiente para legitimar el régimen implantado en Perú tras el fujigolpe del 5 de abril del año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de octubre de 1993