Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El agresor del 'David' e Miguel Ángel mancha frescos de Lippi

Piero Cannata, de 49 años, el perturbado mental que en septiembre de 1991 golpeó a martillazos el pie de la famosa escultura David de Miguel Ángel en la Academia de Florencia, provocó ayer graves daños, con un pincel embadurnado de pintura, a los frescos del pintor renacentista Filippo Lippi, en la catedral de Prato, una pequeña ciudad italiana situada a una decena de kilómetros de Florencia. En el altar mayor de esta catedral se conservaban los frescos realizados por Filippo Lippi hacia 1450.El reincidente agresor consiguió estropear tras varias pinceladas medio metro cuadrado de una de las escenas santas recreadas por el artista italiano, cuya firma quedó ilegible.

Piero Cannata fue detenido por la policía sin que opusiera resistencia. Tampoco dio explicación alguna sobre lo que acababa de perpetrar.

Expertos de la Dirección de Bienes Artísticos de Florencia harán una detenida inspección de los daños causados.

Antecedente

El 14 de septiembre de 1991, Piero Cannata consiguió llegar hasta la sala de la Academia de Florencia donde, sin protección alguna, se exhibía el original de la escultura conocida como el David de Miguel Ángel.

El agresor consiguió en aquella fecha destruir un dedo del pie izquierdo de la escultura con un martillo, antes de que los guardianes interviniesen y consiguieran reducirlo.

Un informe psiquiátrico que fue realizado con posterioridad informó que Piero Cannata padecía una esquizofrenia crónica, pero no indicaba que fuera "socialmente peligroso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de octubre de 1993