Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Líderes islámicos bosnios estudian el establecimiento de un Estado musulmán

Representantes de organizaciones musulmanas tienen previsto reunirse hoy en Sarajevo para pronunciarse sobre el plan de paz de Ginebra antes de que sea examinado mañana por el Parlamento bosnio. En la reunión se estudiarán las bases para el establecimiento de un Estado musulmán en el territorio asignado a Bosnia tras la partición de la actual república.El presidente bosnio, Alia Izetbegovic, presentará el acuerdo con serbios y croatas a la asamblea islámica, que votará al respecto. "Esperamos que el Parlamento tenga en cuenta la voluntad de la nación musulmana", declaró Edali, Becirbegovic, representante de la organización islámica Merhamet, para subrayar que esta asamblea es más representativa que el Parlamento elegido antes de la guerra.

Fuentes del mayoritario y musulmán Partido de Acción Democrática (PAD) señalaron que la primera medida a adoptar será el cambio del nombre oficial ,de los musulmanes bosnios que antes de la guerra alcanzaban el 44% del total de la población. Volverán a ser designados como "bosfiachki", nombre que Austria abolió cuando, tras el Congreso de Berlín (1878) recibió mandato pacificador sobre aquella zona otomana, por un plazo de 30 años.

Crueldad de la guerra

Las fuentes añaden que la crueldad de la guerra ha sido la principal impulsora del eventual establecimiento del primer Estado musulmán de la Europa contemporánea, a sólo 450 kilómetros en línea recta de Roma. "Serbios y croatas bosnios han hecho lo propio en sus zonas mucho antes que los musulmanes, obligados ahora a dar este paso", indicaron.

Pero el Parlamento bosnio podría decidir mañana dar largas al acuerdo, ahora que sus tropas están poniendo en aprietos a los croatas en Mostar (Herzegovina) y GoriiJi Vakuf (Bosnia central), a pesar del armisticio al que llegaron el sábado affibos bandos, con los auspicios de las tropas españolas de la ONU.

Además, los parlamentarios saben que mientras no se firme la paz, la ONU seguirá manteniendo el bloqueo de Serbia, impuesto en mayo de 1992 por la responsabilidad de Belgrado en el alzamiento y rearme de los serbios bosnios contra musdulmanes casi desarmados entonces.

Mientras, la calma reinaba ayer en la mayoría de los frentes bosnios, con excepción de la región de Gornji Vakiif, en Bosnia central, donde las fuerzas croatas continuaban sus bombardeos de las zonas musulmanas.

Por otra parte, en Croacia resultaron heridos por la explosión de una mina dos cascos azules franceses. Los soldados franceses y canadienses de la ONU llegados para ayudar a los heridos realizaron sus labores de rescate bajo el fuego del Ejército croata, lo que originó una fuerte protesta de la ONU y de los Gobiernos de Francia y Canadá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de septiembre de 1993