Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton expone hoy ante la ONU las prioridades de su política exterior

La ciudad de Nueva York, cuya intensa actividad se ve afectada estos días por extraordinarias medidas de seguridad ante las amenazas terroristas, recibió ayer al presidente norteamericano, Bill Clinton, quien, después de sus ambiciosas iniciativas nacionales, dedicará dos días a su papel de líder internacional. El momento culminante de esta visita será su discurso hoy ante la Asamblea General de la ONU, donde hablará por primera vez para mencionar las prioridades de su Administración en política exterior.Ha sido tan poco y tan contradictorio lo que este Gobierno estadounidense ha hecho hasta ahora en política internacional, que la presencia de Clinton aquí ha despertado una gran curiosidad. Una decena de dirigentes extranjeros, desde el presidente de Colombia al primer ministro de Japón, sostendrán entrevistas con el presidente estadounidense para conocer sus ideas respecto a la lucha contra el tráfico internacional de armas, las perspectivas del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio) o la crisis de Rusia.

Una de las entrevistas que se anunciaban tenía como interlocutor al presidente egipcio, Hosni Mubarak, pero el mandatario egipcio suspendió su viaje para no dificultar aún más el trabajo de la policía y el servicio secreto.

El asesinato del presidente egipcio era uno de los objetivos del grupo terrorista musulmán desarticulado en Nueva York el pasado mes de junio. La policía considera que los dirigentes radicales detenidos en esta ciudad están vinculados a Omar Abdel Ramán, el polémico clérigo ciego de Jersey City, de nacionalidad egipcia y reclamado por las autoridades de su país, donde se le acusa de varios crímenes.

Además de Mubarak, en la lista de posibles víctimas de la conjura se encontraba también el secretario general de la ONU, Butros Butros-Gali.

La psicosis terrorista que nació en Nueva York con el atentado contra las Torres Gemelas, en el que murieron 5 personas el pasado 26 de febrero, ha obligado a que esta asamblea general esté rodeada de inusitadas medidas de seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de septiembre de 1993