Vicente Aranda presenta una historia de pasiones y recuerdos

'Intruso', con Victoria Abril, se estrena el 3 de septiembre

Paraísos infantiles y pasiones adultas. Convivencias inocentes y emociones límite. Miradas turbias que invocan un pasado feliz. Todo ello es la esencia de la última película que ha dirigido Vicente Aranda y que el jueves fue presentada en Madrid. Intruso, protagonizada por Victoria Abril, Imanol Arias y Antonio Valero, se estrenará en España el próximo 3 de septiembre. El filme, que irá a competición en el Festival de Toronto, ha contado con un presupuesto de 300 millones de pesetas. La película narra la historia de tres amigos íntimos en la adolescencia, que ya adultos viven una amarga experiencia.

La historia, con un guión descarnado del propio Aranda y de Álvaro del Amo basado en un argumento del productor Pedro Costa, cuenta un dramático triángulo amoroso en el que no falta el componente erótico. A través de una situación que responde al título del filme, se cuenta la introducción de un individuo que rompe el equilibrio familiar de una pareja burguesa con dos hijos y en la que se llega a una clímax dramático y sorprendente.Tres amigos inseparables de la infancia se ven involucrados en la adolescencia en una amarga situación. Luisa (Victoria Abril) se casó con Ángel (Imanol Arias) aunque posteriormente rectificó la decisión para unirse a Ramiro (Antonio Valero), con el que vive una desahogada situación económica y familiar. Quince años después, reaparece Ángel, mendigo y enfermo. Luisa y Ramiro deciden, generosos, compartir su vida con él. Luisa quiere de esta forma recuperar su paraíso infantil cuando las emociones eran compartidas por los tres, pero también quiere recuperar su inocencia. Pero Ángel ha cambiado. Sin darse cuenta, el matrimonio ha metido un intruso en su propio casa.

En la presentación a la prensa el pasado jueves, todos los implicados en la película pidieron que no se, desvelara el final. En palabras del propio Aranda, el desenlace es imprevisible para los personajes y también para el espectador. "Los que han hecho la película llegaron a él de una manera inesperada y se han acostumbrado a guardar el secreto. Son cómplices que están dispuestos a compartir su complicidad con los espectadores", explica el director.

Trabajar sin la cabeza

Aranda hizo una petición general a los actores de Intruso: que no utilizaran la cabeza para trabajar. Y una más concreta dirigida a Imanol Arias (en el papel de Ángel, el esquizofrénico intruso): que se aislara del equipo para crear en la soledad su personaje.La película, rodada de una manera cronológica -algo que hace por primera vez Aranda- excepto las escenas exteriores, cuenta con un elemento innovador o vanguardista, en palabras del director, que también ensayó -"humildemente"- en el Filme Amantes. "Quiero que sea el ojo humano el que descubra el discurso interior del personaje que tiene enfrente, de tal manera que a través de los rasgos y miradas de los actores funcione toda la abstracción de su paraíso infantil sin tener que jugar con imágenes del pasado. Hay que trabajar sobre la abstracción, algo a lo que el ojo humano está habituado; estar muy atentos a los rasgos del actor y a que los mecanismos interiores se correspondan con ello. Quiero reproducir esa realidad", explicó Aranda.

El filme, con un presupuesto de 300 millones de pesetas, de los que 60 han sido aportados por Antena-3 Televisión, fue rodado a lo largo de ocho semanas en Santander -"una ciudad cinematográficamente muy burguesa, en la que aparentemente el nivel de vida es superior a la media"- y en los alrededores de Madrid. Su director de fotografía es José Luis Alcaine y su productor ejecutivo Pedro Costa. Intruso competirá en el próximo Festival de Toronto (Canadá), en la primera quincena de septiembre.

Intruso ha servido también de alguna manera para el debú de Victoria Abril en Hollywood. El director Barry Levinson (Toys, Bugsy y Rain Man, entre otras) se decidió por la actriz española después de ver el pasado mes de julio la película de Vicente Aranda en un pase privado proyectado en Los Ángeles. Victoria Abril comienza mañana en la ciudad californiana el rodaje de la película, de la que aún se desconoce el título, junto al actor Joe Pesci (El ojo público).

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de agosto de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50