Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compás de espera en Ginebra

Ginebra / La Haya

Los mediadores internacionales en la conferencia de Ginebra para la paz en la antigua Yugoslavia, David Owen, por la Comunidad Europea, y Thorvald Stoltenberg, por las Naciones Unidas, decidieron ayer por la tarde suspender la reunión hasta la próxima semana. El portavoz de la conferencia, John Mills, afirmó, sin dar más detalles, que esta decisión había sido tomada después de que los mediadores recibieran informaciones sobre la situación militar en los montes que dominan Sarajevo. Owen y Stoltenberg, precisó Mills, consideraron preferible acordar "una pausa" e intentar reunir otra vez a las partes el próximo lunes.La reanudación del diálogo de paz, tras los numerosos aplazamientos de los últimos días, parecía anoche muy probable. La retirada de los serbios de los montes que dominan Sarajevo, prometida en varias ocasiones, y todavía no cumplida, era para el general belga Francis Briquemont, jefe de los cascos azules en Bosnia, casi una realidad, aunque habrá que esperar hasta esta tarde para saber si su optimismo está justificado.

El presidente bosnio, Alia Izetbegovic, se niega desde el pasado 1 de agosto a sentarse a la mesa de negociaciones en Ginebra mientras los serbios no se retiren de Bjelsnica e Igman. Superado este obstáculo, se podría entrar en la discusión sobre las fronteras de los tres Estados -musulmán, croata y serbio- que se crearían en Bosnia y sobre el tipo de relación que habría entre ellos.

Por otra parte, Serbia y Montenegro presentaron ayer una demanda ante el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya (Holanda) contra el Gobierno de Bosnia, al que acusan de perpetrar "un genocidio contra el grupo étnico serbio". Una demanda similar fue presentada anteriormente por Bosnia contra Serbia, y debe ser examinada por el tribunal a partir del próximo 25 de agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 1993