González: "No compro ni vendo nada"

El presidente del Gobierno, Felipe González, dio ayer una información básica a los grupos nacionalistas ante una eventual coalición: "Deben saber que gobernar España es tener igualmente en cuenta a La Gomera que a Almería. Ni compro ni vendonada". Lo dijo en Santa Cruz de Tenerife y después en Las Palmas. González aprovechó la ocasión para reafirmarse "en un proyecto solidario" para toda España, en el que tampoco entra un banco público vasco o de cualquier otra comunidad, porque "los tiempos van en otra dirección".

El líder socialista mentó la bicha en Canarias al decir que no ofrecerá nada a nadie a cambio de recibir apoyos para su investidura si el 6 de junio no obtiene mayoría suficiente. Los socialistas canarios han perdido recientemente el Gobierno de las islas por la deserción de sus socios, las Agrupaciones Independientes de Canarias, que desalojaron del Poder al socialista Jerónimo Saavedra mediante una moción de censura. Tras ella, los firmantes formaron Coalición Canaria, que agrupa a sectores nacionalistas y a grupos escindidos del CDS y de Izquierda Unida.Esta coalición ya ha adelantado que si un partido nacional necesita su apoyo pedirá a cambio un ministro. "No, entiendo ese lenguaje; no compro ni vendo nada", dijo González. "El Gobierno de España no puede estar compuesto por un conjunto de aspiraciones regionales, ya que se gobierna para todos".

La idea de cohesión nacional la llevó a todos los extremos, incluido el rechazo a la propuesta del PNV de crear un banco público para esa comunidad. "Me parece que los tiempos van en otra dirección. El debate está en la creación de un banco central europeo". Ante una pregunta concreta durante una conferencia de prensa en Las Palmas, González señaló que: "no tenía preferencia especial" por los nacionalistas canarios, vascos o catalanes.

El dirigente socialista desarrolló ayer una gran actividad electoral en Canarias, con la celebración de dos mítines, uno en Santa Cruz de Tenerife y otro en Las Palmas, además de ofrecer una conferencia de prensa y reunirse con dirigentes del partido. El efe del Ejecutivo fue preguntado por sus alusiones del día anterior al dirigente histórico socialista Indalecio Prieto, en respuesta a unas declaraciones muy críticas para los socialistas, formuladas por el secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos. González aseguro que no ha querido nunca revivir episodios de la guerra civil española, y como ejemplo citó que su Gobierno no ha conmemorado, ni para bien ni para mal, el 50 aniversario de esa guerra.

Al decir esto en Las Palmas, González no conocía aún seguramente que el presidente del PP, José María Aznar, le había acusado de romper, con sus referencias al periodo 1936-1939, "el pacto constitucional" que supuso la recuperación de la democracia en 1977. González, sin embargo, dijo que no había que recrearse en ese episodio, pero convenía no olvidar la historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de mayo de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50