Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

El imperio del manga

Antes de comenzar a conquistar el mundo, el manga (historieta japonesa) ha conquistado su país de origen. Algunas cifras servirán para ilustrar esta afirmación. La industria editorial japonesa produce cada año cerca de 1.000 millones de libros, de los que más de 400 millones son recopilaciones de manga. Eso significa una proporción única en el mundo: el 40% de la lectura de un país desarrollado es historieta. Antes de ser editados en tomos, los manga son publicados en revistas, de las que se venden 125 millonesde ejemplares cada mes.Eso no es todo. Japón tiene unos 3.000 dibujantes profesionales y 30.000 aficionados. A pesar de que resulta difícil establecer con exactitud la cifra de páginas dibujadas cada año por estos autores, podemos afirmar que una cifra ajustada a la realidad sería dos o tres millones. La producción anual de un país como Francia o España podría estimarse en 25.000 planchas; es decir, unas 100 veces menos.

Un dibujante japonés de éxito que publique con regularidad en una revista dibuja 32 páginas por semana, 120 al mes. Esa misma revista semanal ofrece de 300 a 500 páginas de historieta a sus lectores. Las revistas mensual menos numerosas, pueden llegar a tener 1.000 páginas.

'Mangas' para todas las edades

Tres editores japoneses -Kodansa, Shogakukan y Shueisha- se reparten el 70% de este enorme mercado. Cada uno de ellos dispone de una flota de unas 25 revistas de manga. Una docena de otros editores, menos importantes, publican otras revistas cuyas ventas dejarían en ridículo a todo editor europeo.

El mercado japonés está perfectamente estructurado, en una segmentación por edades fruto de una edificación sin fisuras. El responsable de la popularización del manga fue Osamu Tezuka, un médico profundamente pacifista que consiguió, a finales los años cuarenta, que centenares de miles de jóvenes siguiera con atención las aventuras de héroe Tetsuwan Atornu (conocido en Europa y Estados Unidos como Astroboy). Después, Yoshihiro Tatsumi desarrolla concepto de Gekiga, (historieta adulta). En la actualidad, los editores reflexionan sobre las posibilidades del manga para ancianos.

Los años ochenta han estado marcados por la creación de revistas para mujeres de todas edades. Cada sexo y cada franja de edad dispone de su revista, estudiada en función del nivel de escolarización o profesional.

Pierre-Alain Szigeti es editor de una serie semanal de manga para las revistas Morning y Afternoon, de Kodansha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 1993