Crítica:POP
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Ritmo cálido

Ciudad Jardín es una banda atípica en el panorama nacional. Ocho discos en ocho años y con un público que, aunque minoritario, se mantiene fiel a las imágenes y sonidos casi oníricos de sus artífices. El comienzo fue inseguro y nervioso, sobre todo por parte de Rodrigo de Lorenzo, voz principal y alma de Ciudad Jardín, y fue derivando hacia un lado más intenso y mejor ejecutado.El color y sabor de la música de Ciudad Jardín puede resultar muy contradictorio; utilizar ritmos cálidos y fusionarlos con guitarras inclinadas hacia el pop puede llevar hacia la confusión y el desorden; sin embargo, la noche en Aqualung se desarrolló bastante compacta y la frialdad de Ciudad Jardín apareció en escasas ocasiones.

Ciudad Jardín

Sala Aqualung Universal. 700 personas. Precio: 1.200 pesetas. Madrid, 29 de abril.

Dos teclados, dos guitarras, un bajo tocado con formas funk, la batería repleta de elementos y, sobre todo, los coros ingeniosos, compenetrados y efectivos, son la forma más definida en el estilo de Ciudad Jardín. La voz frágil y tímida de Rodrigo resalta y toma carácter a través de los coros de Carlos Hens y Miguel Morat, que proporcionan viveza y detalle a una música, por sus peculiaridades, muy trabajada.

Para Ciudad Jardín era una noche importante, el lugar y el momento idóneos para atraer adictos y seguidores; el desarrollo del concierto permitió conocer más a fondo el espíritu de una banda calificada de original. Los temas más sabrosos aparecieron hacia el final del concierto: Atún y algas, Miren a mi mulo, Beber y bailar, La piel del cocodrilo, Dame calidad, obtuvieron la respuesta del público ofreciendo una noche generosa.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS