Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES ANTICIPADAS EL 6 DE JUNIO

IU aspira a romper la "tenaza" bipartidista

Izquierda Unida (IU) está decidida a "sacudirse la tenaza" del esquema bipartidista en los dos meses cortos que quedan hasta las elecciones del 6 de junio, según anunció ayer Julio Anguita, al término de una reunión de la presidencia federal. "No admitirnos el desfiladero, vamos a romperlo", declaró Anguita, quien añadió: "Ni PSOE ni PP. Ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio". La coalición se propone pedir el voto a los trabajadores y el apoyo sindical "para tener la sartén por el mango".

Sólo si lo consigue, según su coordinador general, podrá salir adelante en la próxima legislatura la Ley de Huelga pactada con los sindicatos por el Grupo Parlamentario Socialista y podrán evitarse "políticas de ajuste durísimas, pactadas por el PSOE y el PP".El órgano supremo de dirección de Izquierda Unida acordó por asentimiento proponer como candidato a la jefatura del Gobierno al secretario general del PCE y convocar para el próximo día 25 un Consejo Político Federal, que deberá aprobar las candidaturas, el programa -del que ayer se dio a conocer un extenso borrador- y el presupuesto (le la campaña, que Anguita calificó "de comedor de caridad".

La reunión de la presidencia federal transcurrió sin tensiones ni fuertes debates, según algunos de sus miembros. Todos los componentes de la coalición apoyan sin reservas la estrategia electoral, orientada a captar votos por la izquierda y a preservar la independencia a la hora de gestionar la aplicación del programa.

Las diferencias pueden empezar cuando el sector mayoritario, encabezado por Anguita, lleve esta orientación hasta sus últimas consecuencias, incorporando en el discurso electoral el compromiso de consultar en referéndum con las bases de Izquierda Unida un posible acuerdo de Gobierno o de legislatura tras la cita con las urnas.

Anguita definió ayer el proyecto de la coalición como "enfrentado al neoliberalismo económico" e hizo una rotunda declaración desentendiéndose de la suerte electoral del PSOE y de sus problemas previsibles para conseguir una mayoría parlamentaria. "Aquí la opción es entre derecha e izquierda", aseguró. "En la orilla derecha están el Partido Popular y el PSOE, no digo que sea: está. En la orilla izquierda está Izquierda Unida".

Por eso, Anguita cree que ha llegado el momento de "perder el miedo" y- emplear el voto contra la gestión socialista de la crisis económica. "A los trabajadores de Sniace [de fertilizantes], de tantas y tantas empresas en crisis les decimos: '¡Ahora! ¡Llegó el momento!", arengó el máximo dirigente de Izquierda Unida.

Contra los líderes

Anguita anunció que la campaña será "más que pobre", aunque dijo que no le preocupa, porque cree que lo que no se ha hecho en los años anteriores no es recuperable en 15 días, y lanzó un torpedo contra "el liderismo" de la política española. "Voy a intentar una lucha a muerte contra esa filosofia miserable de los líderes", advirtió, "contra ese fenómeno de enajenación de la voluntad colectiva".

En consecuencia, reclamó debates en televisión entre los principales dirigentes políticos, pero también discusiones sectoriales entre responsables de las distintas áreas de cada partido.

En el terreno económico, el borrador de programa presentado ayer defiende una política de reparto y estabilidad en el empleo y de reactivación desde el sector público. "Vamos a hacer frente con mucha fuerza a los proyectos de privatización, vengan del Partido Popular o del PSOE", manifestó el coordinador general. "Defendemos la potenciación del sector público. Por ejemplo, las políticas medioambientales creernos que tienen una gran capacidad de generar empleo", añadió.

Julio Anguita aceptó el hecho de que la convocatoria de elecciones anticipadas paralice la investigación sobre el caso Filesa, por cuestiones de procedimiento, pero hizo un llamamiento para que la presunta financiación irregular del partido socialista no quede impune. Hay que recordarlo constantemente, declaró, "para evitar que sobre el escándalo caiga un velo por falta de mernoria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 1993

Más información

  • Anguita pide el voto a los trabajadores