Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un eslogan de 600 millones de pesetas

La polémica campaña Póntelo, pónselo fue lanzada en noviembre de 1990 por el Ministerio de Sanidad y Consumo y por el Instituto de la Mujer y el Instituto de la Juventud, ambos organismos dependientes del Ministerio de Asuntos Sociales. Su coste fue de 600 millones de pesetas.El año pasado, el Instituto de la Juventud puso en marcha otra campaña para prevenir los embarazos entre adolescentes con el lema: "Es divertido, pero no es un juego". Carmen de Alvear, presidenta de la Confederación Católica Nacional de Padres de Alumnos (CONCAPA), también la critica; porque, en su opinión, incurre en los mismos defectos que la que ha merecido la anulación de la Audiencia Nacional.

Según ella, estos mensajes y eslóganes deberían hacer reflexionar a la Administración y a la sociedad en general sobre "la mala salud moral y ética de nuestra sociedad". Alvear ha explicado que la CONCAPA se decidió a presentar el recurso contra la campaña después de tener noticia sobre su contenido y tras intentar infructuosamente dialogar sobre el asunto con los dos ministros responsables. "Guardo la correspondencia que crucé con ellos", explica. "La ministra de Asuntos Sociales me contestó que no tenía tiempo para recibirme y el de Sanidad nos dirigió una carta en la que nos daba una lección, al indicamos que la Administración consideraba que era su deber poner en marcha la campaña, tras comprobar que las familias eran incapaces de informar adecuadamente a los jóvenes sobre los riesgos de contraer el sida y los embarazos no deseados".

En España existen actualmente 10.119 casos de sida, según los datos oficiales de Sanidad. En cuanto al número de embarazos en adolescentes, las cifras aportadas por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) revelan un fuerte descenso en nuestro país: en 1990 dieron a luz más de 19.000 mujeres menores de 20 años; en 1987 fueron unas 26.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 1993