Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Réplica a Francisco Ayala

He leído el artículo de opinión del académico Francisco Ayala del día 12-2-93 y me ha dejado perplejo.El objetivo del artículo, después de mucha retórica inútil y vacía de interés, es atacar los nacionalismos minoritarios del Estado, a los que califica de perversos y aldeanos. Tiene este señor la gratuita osadía de compararlos con la situación de la ex Yugoslavia. Por otra parte, el señor Ayala pontifica que la lengua castellana está sufriendo una no disimulada persecución por parte de las (según él) "lenguas regionales". Esta afirmación, que para él viene a ser un axioma, ya que no aporta datos, demuestra que desconoce totalmente la realidad de estos países.

Por lo que hace referencia a Cataluña, les diré que la mayor parte de los periódicos y revistas se publican en castellano; las cadenas de televisión y emisoras de radio emiten en castellano en un gran porcentaje. Todo ello a pesar de que una gran parte de los trabajadores de estos medios son catalanes. Para abreviar le diré que es harto difícil que un catalán pueda relacionarse con los funcionarios de la Administración central en la lengua propia de Cataluña.

A mí me parece que a esto no se le puede llamar persecución lingüística. ¿Acaso el señor Ayala sabe lo que significa realmente esta expresión? Déjeme que se lo explique brevemente.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Separar a miles de docentes, abogados, jueces y funcionarios del ejercicio de su profesión porque no utilizaban la lengua castellana. Prohibir explícitamente la enseñanza en una lengua, convirtiendo de esta manera a millones de personas (ciudadanos y aldeanos) en analfabetos en su propia lengua. ¿Necesita más ejemplos? Muchos de los responsables de estas atrocidades ocupan escaños en la Real Academia. Si alguien ha intentado llevar a cabo un genocidio lingüístico, éste ha sido su nacionalismo, el español.

Para finalizar le diré que no soy un "nacionalista catalán", sino que nací en Cantabria, cuna de la lengua castellana. Soy, por tanto, cántabro de nacimiento, lo cual no me impide respetar (y hablar) el catalán. Señor Ayala, le agrade o no, usted ha de aceptar una verdad histórica: el catalán es la lengua nativa de Cataluña, no así el castellano, que es la lengua propia de Castilla y de las tierras repobladas por ella. Y quizá aquí esté el meollo de la cuestión.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS