Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro anima al Partido Popular a que investigue los contratos de alta velocidad

El diputado del Partido Popular Felipe Camisón amenazó ayer, en el Pleno del Congreso de los Diputados, al ministro de Transportes, José Borrell, con investigar a fondo si el Gobierno cumplió todos los trámites reglamentarlos en la adjudicación al consorcio encabezado por Siemens de las obras de electrificación, señalización y telecomunicación del tren de alta velocidad (AVE). Borrell, escasamente conmovido por la amenaza, replicó: "¡Pues hágalo, hágalo usted!".Camisón había preguntado al ministro de Transportes, en la sesión de control al Gobierno, si todas las partidas de las obras citadas en la línea férrea del AVE se habían adjudicado por concurso. Borrell aseguró que las adjudicaciones realizadas por el ministerio y por Renfe se habían realizado tras someterlas a concurso.

El diputado popular opinó que tan escueta respuesta favorecía el "confusionismo" y afirmó que el Gobierno adjudicó "a dedo" obras por importe de 9.800 millones de pesetas. Dicho lo cual, el representante del PP anunció: "Quedan muchas materias por investigar, y vamos a investigarlas". "¡Pues hágalo!", le replicó José Borrell. "Pero usted, lo que me ha preguntado", agregó el ministro, "es si se han adjudicado las obras por concurso y yo le he contestado que sí, tanto por parte del ministerio como de Renfe".

Cuando Borrell confirmó asimismo que, según los informes de que dispone, la adjudicación de las obras de electrificación y señalización del AVE cumplieron los trámites reglamentarlos, Camisón alegó que constituye una irregularidad que el Gobierno contratase por importe de 74.000 millones de pesetas y el coste final fuera de 96.000 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de febrero de 1993