Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN LOS BALCANES

Los musulmanes amenazan con abandonar el diálogo de paz en Ginebra

Los representantes del Gobierno de Bosnia, dirigido por musulmanes, amenazaron ayer con abandonar la conferencia de paz de Ginebra "si no se previenen con efectividad los ataques [serbios] contra los civiles [musulmanes]". Horas después, el presidente de Bosnia, Alia Izetbegovic, llegaba a un acuerdo de principio con el líder de los croatas bosnios, Mate Boban, para un alto el fuego en esa república.

En un comunicado dirigido a los mediadores internacionales Cyrus Vance y David Owen, los musulmanes critican duramente a los serbios, afirman que Sarajevo sufrió ayer "uno de los más duros ataques de estos últimos cuatro meses" y exigen que se tomen "medidas inmediatas para crear las condiciones normales de la negociación, frenar la amenaza de genocidio y prevenir con efectividad los ataques contra civiles".Fuentes diplomáticas no supieron decir que las amenazas del Gobierno bosnio eran firmes o se trataba más bien de una táctica en una negociación considerada generalmente como contraria a los musulmanes.

Si los negociadores rompen la baraja del diálogo, los copresidentes están decididos a presentarse ante el Consejo de Seguridad de la ONU para enumerar los puntos de desacuerdo, nombrar a los intransigentes y dar luz verde a la adopción de las resoluciones pertinentes que pongan fin al conflicto.

Entre los extremos de la solución política negociada y la intervención internacional, la conferencia mantiene la posibilidad de sacarse una nueva carta de la manga para mantener el proceso negociador.

"Pedimos a los pueblos croata y musulmán su apoyo total [al acuerdo de alto el fuego]. Los conflictos sólo son útiles al agresor", declararon en un comunicado conjunto Izetbegovic y Boban.

La semana pasada estallaron serios enfrentamientos entre esas dos comunidades en el centro de Bosnia y en las 24 horas anteriores a la firma del acuerdo se habían producido 35 muertes y decenas de heridos en el enclave croata de Busovaca, rodeado de unos 8.000 soldados musulmanes, según informó radio Zagreb.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 1993

Más información

  • Bosnios y croatas acuerdan un alto el fuego